Adriana Abenia se enfrenta a un tumor

La presentadora ha querido compartir con sus seguidores todo el proceso desde que le fue detectado hasta que le fue extirpado. Afortunadamente, ¡ya está fuera de peligro! Te contamos los detalles en QMD!

image
1 de 6
Motivos para estar feliz

Un bonito momento siempre hay que saber disfrutarlo, porque de un momento a otro se puede torcer todo. Eso es lo que debe de estar pensando Adriana Abenia, que ha visto cómo uno de los momento más felicies de su vida, rodeada de la gente que la quiere y recién casada, se ha ido al garete por un susto.

Un susto, que menos mal, se ha quedado en eso, y así lo ha celebrado Adriana: con una foto en su Instagram y el símbolo de la victoria con los dedos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Después de la tormenta, llega la calma

Todos nos preguntábamos: con lo que disfruta Adriana con las redes sociales, ¿dónde se habrá metido?

La respuesta ha llegado en forma de post en su blog del diario 20minutos: le diagnosticaron un tumor en el cuello del que ha tenido que ser operada de urgencia:

"Hasta hace poco tenía la sensación de ser invencible. Pero un intruso, que desde luego no era bienvenido, se alojaba en mi cuello empujando la tráquea. Tras varias ecografías y un PAAF sospechoso- en la que yo creía que era una revisión médica rutinaria-, me vi obligada a cruzar el pasado marzo las puertas del Hospital Gregorio Marañón (Madrid) muy temprano y en tiempo récord", comienza contando la presentadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Los problemas crecen

Sin embargo, el problema no vino antes de la operación, sino después: "Pese a todos los cuidados, cuando al despertar me vi afónica, todas mis ilusiones y mis sueños se desvanecieron de repente. No me importaba la dimensión de la cicatriz e incluso olvidé preguntar si era cáncer; tan sólo deseaba poder volver a reconocerme, reír y desarrollar mi trabajo y mi vida con normalidad. Había perdido mi vozy nadie me aseguraba al 100 % que volviera a recuperarla", continúa Adriana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
''Lo justo es que salga todo bien''

"Así que mentí al mundo y disfracé de anginas y afonía pasajera una paresia en la cuerda vocal izquierda, dañada por tracción de uno de los dos nervios recurrentes al sacar el tumor, demasiado grande. Me prohibieron hablar por teléfono y llorar, esto último fue lo más difícil de cumplir", relata Adriana en su post.

A pesar de todo, el susto quedó atrás. Tras agradecer a todas y cada una de las personas que han estado a su lado todo este tiempo, ha concluido: "Me he decidido a contaros esto porque vuelvo a arañar la felicidad, tras haber recuperado mi voz. Y porque cuando algo se desea tanto y suplicas cada noche que vuelva, entre lágrimas, lo justo es que todo salga bien". ¡Así es! ¡Felicidades, Adriana!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Pau Donés, un ejemplo a seguir para Adriana

La presentadora ha recogido, sin quererlo, y con tristeza, el testigo de Pau Donés: el cantante fue disgnosticado con un cáncer de cólon hace unos meses que, gracias a la quimioterapia y el positivismo, ha conseguido superar y, a día de hoy, se encuentra libre de cáncer. ¡Y nosotros que nos alegramos!

Como él, Adriana también se ha animado a contar su experiencia en las redes para demostrar que de esto también se sale.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Con su marido al fin del mundo

Adriana puede volver, ahora, a retomar su vida normal, junto a su familia y su marido, Sergio Abad, con el que se casó el pasado 18 de diciembre

Para él también ha tenido unas bonitas palabras en el post: "A Sergio, por haberme bañado con dulzura, no soltar mi mano y haber llorado conmigo". ¡Eso es amor!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad