Kiko y Diego Matamoros se ven las caras en 'Sálvame'

El colaborador del programa y su hijo exponen su opinión acerca de las últimas polémicas que rodean al famoso clan televisivo. Makoke, la airada salida de Kiko del plató, la relación con Laura Matamoros... ¡Se mojan con todo!

image
1 de 11
Tensión entre Kiko y Diego Matamoros

El culebrón de Kiko Matamoros con sus hijos sigue en su punto álgido. Parecía que en las últimas semanas ambas partes habían rebajado el tono con el fin de llevar a cabo un acercamiento, pero con cada declaración pública y con tantísimos frentes abiertos es imposible que la madeja no se líe más.

Kiko y Diego Matamoros se han sentado en ‘Sálvame diario’ para hablar de las últimas polémicas que se ciernes sobre el clan, y lejos de llegar a un entendimiento, han acabado hablando cada uno por su lado y evitado encontrarse al mismo tiempo en el plató. ¡Qué tensión!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
La peor tarde de Kiko Matamoros

Todo comenzó cuando el viernes pasado Kiko Matamoros abandonó airado los estudios de Telecinco tras un duro enfrentamiento con María Patiño. La colaboradora le echó en cara que dejara de lamentarse por una situación que ha creado él mismo desde sus orígenes.

"Estoy cansada del victimismo de Kiko Matamoros. Cada vez me gusta más Laura", afirmó. La falta de apoyo de sus compañeros y la fuerte crítica de Patiño provocaron una reacción inusual en Kiko, quién abandonó el programa pegando una patada a la puerta y gritando: “¡Estoy harto!”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Colaborador 'a la fuga'

Por primera vez y con casi 1.800 programas a sus espaldas, un director de ‘Sálvame’ abandonó el programa para ir en busca de un colaborador “a la fuga”. Una hora más tarde y sin hacer caso a las llamadas, encontraron a Kiko hundido en un bar de la zona. Un coche de producción recogió al colaborador para que tuviera un breve encuentro con Carlota Corredera y pudiera dar su visión sobre lo que acababa de pasar.

“Estoy cansado. Son muchos días, muchas sensaciones… Me siento muy incomprendido por mis hijos. Lo que me han hecho es terrorífico… No reconozco la historia como la cuentan. Son mis hijos, y yo no debo enfrentarme públicamente a ellos”, dijo entre lágrimas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
'Lo peor está todavía por llegar'

Poco después Makoke entraba vía telefónica para mostrar su preocupación por el estado anímico de su pareja. “Cuando lo he visto así me he venido abajo. Por primera vez está empezando a pensar en dejarlo todo”, aseguró.

Esa misma noche en el ‘Deluxe’, Diego Matamoros echaba más leña al fuego asegurando que “lo peor está todavía por llegar”. “Mi primer polideluxe yo no quería venir. Me obligó, exigió quitar las preguntas de Makoke. Me he sentido utilizado… No creo que pueda ayudarle, pero hay personas cercanas a él que pueden hacerlo, como Makoke o algún compañero cercano”, sentenció.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Posturas enfrentadas

Kiko y Diego Matamoros han hablado en ‘Sálvame’ de todo lo ocurrido, eso sí, no han llegado a compartir plató por petición del propio Kiko. El colaborador ha comenzado diciendo que “espero que esto valga para algo. A lo mejor no ahora, pero dentro de unos años. Que mi dolor y el de las personas a mi alrededor sirva para algo”.

Por su parte, Diego ha querido dejar claro que no iba al programa con la intención de herir a su padre. “Yo no vengo aquí a machacar a mi padre. Hoy he venido a defender a mi hermana y a defender mis intereses propios”, matizó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Kiko Matamoros está al límite

“Si a alguien se ha utilizado es a mí. Estoy al límite en todo. Todos tenemos una capacidad de aguante y de perdón limitada. Hay muchos parámetros en los que estoy a punto de rebosar. Son varios años recibiendo estopa. En el 99% de los casos lo único que he hecho es tragar saliva”, ha dicho Kiko sobre su difícil situación personal.

Eso sí, ha querido dejar claro que no piensa dejar de intentar que haya un acercamiento con sus hijos. “Por muy difícil que sea la situación no pienso tirar la toalla. Aunque no sé si tiene sentido seguir esperando algo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
¿El único problema que tiene Kiko son sus hijos?

Paz Padilla ha querido saber la opinión de Belén Esteban sobre todo este asunto, aunque la colaboradora ha decidido no mojarse mucho. “No quiero que me preguntes. No dudo que esté al límite. Yo tuve una época en mi vida que estuve al límite… No soy quién para dar consejos… No quiero desarrollarlo porque sé que me voy a enfrentar a él y no quiero hacerle daño. Pienso que a Kiko le preocupan más cosas aparte de sus hijos”, apuntó.

Además, ha querido poner sobre la mesa su agradable encuentro con Marian Flores la noche de la final de ‘Gran Hermano VIP’: “Marian ni para bien ni para mal habló de Kiko. Simplemente me dio las gracias a mí y a todos mis compañeros por apoyar a su hija durante el concurso. Vi a una madre muy orgullosa de sus hijos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Todo por la pasta

El hecho de que Laura Matamoros haya donado los 100.000 euros ha vuelto a reabrir el debate de que Kiko no ha cumplido a lo largo de los años con sus obligaciones económicas como padre. “Mis hijos no han vivido nunca debajo de un puente. La transmisión que se está dando de las cosas me parece muy injusta, especialmente para ellos”, ha dicho Kiko.

Sin embargo, Diego ha decidido rebatir las palabras de su padre asegurando que “parece que lo que hemos contado ha sido algo puntual, pero no ha sido así. Tú has tenido tu economía muy bien y nosotros hemos tenido una mano delante y otra detrás”. ¿Quién dirá la verdad?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Un encuentro no tan ideal como se pinta

Kiko Matamoros tuvo un breve encuentro con su hija Laura cuando terminó la gala final de ‘Gran Hermano VIP’. El colaborador aseguró que estuvo 25 minutos con ella y que fue todo muy bonito, especialmente ver su cara iluminada por la alegría del triunfo. Sin embargo, no han vuelto a encontrarse desde aquel breve encuentro. “Solo hemos hablado por Whatsapp. Pero ha estado muy liada y no hemos podido vernos”, dice Matamoros.

La propia Laura Matamoros y Diego creen que este encuentro no fue tan cordial como su padre asegura. “Hubo cordialidad y un abrazo al final. Pero hubo reproches. Le echó en cara la actitud de Javier Tudela y Makoke”, apunta Diego. Por su parte, Laura ha reconocido a los medios que “fue un saludo. Nos vimos simplemente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
La doble cara de Makoke

Makoke también ha tenido un papel importante dentro de esta tarde dedicada a Matamoros y su hijo. Kiko Matamoros ha confesado que su pareja está al límite y dispuesta a llevar todo este asunto a los tribunales, denunciando a quien tenga que denunciar. “Makoke se siente superada, entiende que no se le ha tratado con justicia. No aguanta más… Puede ir a los tribunales, yo no puedo evitar que actúe”, confiesa.

En este momento, sus compañeros le han recordado que Makoke es tan culpable como el resto de hasta donde ha llegado la situación. “Todos estáis contribuyendo para que esto no pare”, le ha dicho Kiko Hernández. Además, han recordado que aunque la cara pública de Makoke sea políticamente correcta, tiene gestos que la delatan, como retuitear la caída de Laura Matamoros al bajar las escaleras del plató de ‘Gran Hermano’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Cada uno por su lado

La tensión entre Kiko y Diego ha aumentado cuando han comenzado hablar de temas monetarios. Mientras que Kiko aseguraba que nunca ha desatendido a los hijos de su relación con la hermana de Mar Flores, su hijo le ha replicado que mentía. “Cuando yo me arruiné y tenía a los prestamistas en la puerta de casa, pagué todos vuestros gastos”, ha confesado Kiko.

“Sabes que eso no es así… ¿Tú crees que nosotros estamos locos y mentimos en el tema de nuestra hermana pequeña? Sabes que lo que decimos es verdad… Creo que con tus hijos te falta generosidad”, ha contestado Diego.

Esta dura réplica de su hijo le han quitado las ganas a Kiko de quedarse en plató cuando han dado paso a Diego, que se encontraba en una de las salas anexas. Sentado con el resto de colaboradores, el joven ha desvelado la cantidad que pedía Makoke por entrar en ‘Gran Hermano’ con Diego o Laura: 30.000 euros semanales. ¡Menudo dineral!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad