Así vive el multimillonario novio de Belén Roca, Alex Caniggia

No se priva de nada: firmas, coches, relojes, vacaciones, restaurantes... Alex Caniggia tiene todo lo que el dinero puede comprar ¡por duplicado! Y así será la nueva vida de Belén Roca

image
1 de 25
El ostentoso novio de Belén

¿Quién le iba a decir a Belén Roca que, cuando entró en GH VIP, acabaría saliendo de allí con un novio? Y no cualquier novio: ¡un Caniggia!

A estas alturas ya todos conocemos la ostentosidad con la que vive Charlotte... y el resto de su familia no iba a ser menos. De hecho, es más (si cabe).

 

2 de 25
Una foto para el recuerdo

Con esta imagen daba a entender Belén que lo suyo con Alexander Caniggia era más que un tonteo, y en el Debate final de GH VIP así lo confirmaba: ¡están enamorados!

Ahora, además de ser cuñis de mentira, Charlotte y Belén son cuñis de verdad. ¡Lo que es la vida!

3 de 25
Justin... ¿quién?

La verdad es que, además de los millones (que siempre ayudan), el chico es guapo, y además lo sabe. Y no contento con eso, además se compara con estrellas de la talla de Justin Bieber... ¡y lo cierto es que tiene cierto parecido!

 

4 de 25
Parecidos razonables

¡Hasta se hace las mismas fotos que el cantante! Lo de este chico no es ni medio normal, ya que al pelo rubio (teñido), el buen cuerpo y los tatuajes, se ha unido a la moda del artista de enseñarle el culo a todos sus seguidores... eso sí, por muy millonarios que sean los dos, Alex tiene unos "modestos" 54.000 seguidores en Instagram, mientras que Justin ha cogido carrerilla y ya lleva 65.5 millones.

 

5 de 25
El lujo de la primera clase

¿Cómo es viajar en primera clase? Alex nos lo enseña en sus fotos: ensalada con queso, agua fresca, pan tostado... nada que ver con el catering de la clase turista al que el resto de los mortales estamos acostumbrados... y con un ligero sabor a plástico.

El reloj de Cartier ya merece un capítulo aparte. Si quieres saber cúanto cuesta... ¡sigue leyendo!

6 de 25
¡Champán para todos!

¿Y en qué se gasta Alex su dinero? Pues, básicamente, en cualquier cosa que se le antoja: ¿un par de botellitas de champán? No, ¿cómo que un par? ¡Un par de docenas! ¡Y que sea del más caro!

 

7 de 25
¿Mejor palacete o castillo?

Por supuesto, la casa de los Caniggia tenía que estar a la altura: nada de un pisito. Ni siquiera un pisazo: mejor un palacete en la costa marbellí.

 

8 de 25
Botas para millonarios

¿Y la ropa? Un millonario no se puede permitir no ir a la última: estampado militar y unas botas que cuestan un sueldo medio español...

 

9 de 25
También tiene zapatillas para ''pobres''

Este debe de ser su rincón favorito de la mansión: aquí es donde se suele hacer las fotos del 'look' del día. ¿Qué tocaba ese día? Total look negro y unas zapatillas de unos 150 euros... calderilla para el señorito.

 

10 de 25
Kanye West estaría orgulloso

¿Qué tocaba al día siguiente? Las Yeezy Boost 350 diseñadas por Kanye West. ¿Su precio? Rondando los 200 euros, aunque hay modelos que pueden llegar a los 800.

11 de 25
El amor de su vida: un reloj

Sin embargo, los caprichos de Alexander no pasan sólo por la ropa: las joyas y los coches también están a la orden del día. En concreto, un Porsche y un reloj de Cartier con diamantes engastados que, sin ellos, ya cuesta 6.800 euros. Con las piedras, como es lógicom el precio se dispara unos cuantos ceros...

 

12 de 25
El amor de su vida: dos relojes

Pero como él es millonario, ¿porqué iba a tener un reloj? Mejor dos, como este de Jacob&Co complementando la ropa de Dolce&Gabbana. Porque él es #theboss, o #eljefe, como él mismo se define.

 

13 de 25
Alex el ''polígamo'': relojes y coches a tutiplén

Entre sus caprichos automovilísiticos también se encuentra un Hummer: un todoterreno que ronda los 100.000 euros...

 

14 de 25
No sólo de Porsche vive el hombre

...pero como no todo van a ser lujos, para el día a día el nuevo novio de Belén Roca tiene un sencillo utilitario azul. Eso sí, un Mercedes (los Smart para quien los quiera, dirá él...).

 

15 de 25
¿Qué es amor para Alex?

¿Estará Alex más enamorado de su reloj de Cartier o de Belén... o de su Audi? A lo que también nos preguntamos: ¿estará ella más enamorada del reloj de Cartier o del propietario?

Son preguntas para las que puede que nunca tengamos respuesta...

 

16 de 25
Del cielo... al autobús

A veces Alexander baja del cielo del lujo para compartir un autobús con el resto de los mortales. ¿Verdad o postureo?

17 de 25
Póngame dos Rolex... ¡para llevar!

¿Y por qué se iba a conformar el hijo de Mariana Nannis con un reloj de oro? Mejor dos. Y que sean de Rolex. Y que uno lleve diamantes en toda la esfera y el otro no. No vaya a ser que nos confundamos.

 

18 de 25
El niño de las firmas

Dicen que el dinero no da la felicidad, pero a Alexander le viene muy bien para compararse carteras de Louis Vuitton, relojes de Rolex o, por qué no, un neceser... de Fendi.

Ya lo vamos pillando: a Alex no le gusta nada que no tenga la marca bien grande y bien visible.

19 de 25
La Visa a pasear

Y hablando de Fendi, ésta parece ser una de sus firmas de cabecera, porque hasta posa con una de sus famosas bolsas amarillas.

Fendi, esa marca en la que un llavero puede costarte 400 euros...

 

20 de 25
Money, money

¿Y qué sería de un multimillonario si no enseñara sus billetazos? A él le da igual que sean pesos argentinos...

 

21 de 25
Euros, euros, dubidú

...euros...

 

22 de 25
Million Dollar Baby

...o dólares. ¡Podría ser el presidente del banco mundial!

 

23 de 25
Un cinturón al gusto

Y con tanto dinero, ¿qué más usos se le pueden dar a los billentes? Pues él lo tiene claro: ¿para qué comprarse un cinturón carísimo... si te puedes hacer un cinturón con los propios billetes? ¡Así cuesta lo que tú quieras que cueste! ¡Es el cinturón más caro del mundo!

 

24 de 25
La generosidad personificada

A veces no sólo se hace cinturones para sí mismo: a veces se los hace a alguna que otra señorita. ¡Qué espléndido!

 

25 de 25
De viaje con estilo

Para viajar, lo mejor es tirar de la firma de maletas más famosa del mundo: Louis Vuitton, con una maleta de cada color (que supera los 1.000 euros de largo) para saber dónde van los Rolex y dónde van los zapatos de Gucci. ¡Él sí que sabe!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad