Iggy Azalea pierde el glamour 'de andar por casa'

No importa que llene estadios, se lleve decenas de premios y que la vistan los mejores diseñadores: al final Iggy es como todas nosotras y se pasea en bata, pantuflas y moño por su casa. ¿Qué es eso del glamour? ¿Se come?

image
Un regalito para Iggy

Era una mañana soleada en el barrio de Iggy Azalea en Hollywood... pero a ella le dio igual. Este amable señor pasó por la casa de Iggy para dejarle un regalito: un bouquet de rosas blancas que eran ¡una monada!

 

1 de 6
Flores blancas para la estrella

¿Serían de algún fan? ¿De algún admirador secreto? No lo parece: el logotipo de la chaqueta del repartidor no deja lugar a dudas: es un regalito de la organización de los Oscar. ¡Qué nivel, 'Iggy-bel'!

 

2 de 6
Iggy, como una más por su casa

Como decimos, poco le importó que el repartidor la viera recién levantada y "de andar por casa" como cualquier hija de vecino. Eso sí, por si acaso abrió la puerta principal de su mansión un trocito pequeño para evitar a los fotógrafos... ¿y que el repartidor se asustara en exceso, quizá? Desde luego, el pobre hombre tuvo algunas dificultades técnicas para entregar el paquete...

3 de 6
Estrella... sin brillo

De esta guisa salió Iggy de su casa, tan pancha ella: bata rosa, moño de maruja y zapatillas con pelito para estar cómoda. ¿Dónde está el glamour de las alfombras rojas? Parece que Iggy lo sigue buscando... 

4 de 6
Trabajando desde casa

El ramo de flores, que iba con cartita incluida, pasó a un segundo plano por culpa de una llamada de teléfono poco oportuna. ¡Qué trabajadora es esta chica!

5 de 6
¡Las súper estrellas son como nosotras!

¿Qué os parece su look 'marujil'? Al final hasta Iggy Azalea, pasando por Britney Spears, Kim Kardashian o la mismísima Pantoja ¡seguro que pasan más tiempo con el moño cogido en una pinza que nosotras!

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad