Los 'momentazos' de esta semana en 'Cámbiame'

Cristina, Natalia y Pelayo reciben cada tarde a un montón de aspirantes que se suben a la pasarela con el deseo de dar un giro radical a sus vidas en forma de cambio de 'look'. Estos han sido los mejores momentos de esta semana en el programa de moda de Telecinco.

image
1 de 11
Del convento a la pasarela

Esta concursante de 'Cámbiame' ha pasado más de quince años de su vida aislada del mundo exterior en un convento de clausura. Desde los 18 hasta los 33 años, Mónica vivió su vocación en un convento. Su sobrepeso le causaba un complejo del que Natalia le despojó, plantándole una mini falda que dejaba ver sus bonitas curvas. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Campanadas 2.0

Los estilistas, Pelayo, Natalia y Cristina, junto con la presentadora, Marta Torné se vistieron otra vez con los modelitos que eligieron el pasado 31 de diciembre para dar las campanadas en Telecinco, y decidieron volver a tomarse las uvas para despedir a la vieja Mónica y darle ánimos a la 'nueva' para que ella sola se coma el mundo. ¡Ole! 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Los estilistas presumen de culos

Pelayo, Natalia y Cristina, se han levantado de sus asientos para enseñar sus traseros. ¿Quién lo tiene más bonito? Cristina calificó el suyo de 'culo carpeta'. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Jesús se siente Billy Elliot

Jesús es bailarín profesional pero no siente el apoyo de su familia. Tiene problemas económicos y no puede permitirse dedicarse a su sueño, y ni siquiera comprarse unas gafas nuevas.

Natalia tomó las riendas, y se comprometió a comprarle unas gafas nuevas. Jesús se fue sin cambio, pero con gafas nuevas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Una concursante de altura

Judit mide casi dos metros, y toda su vida ha tenido que escuchar comentarios acerca de su altura. Y además hizo un alegato, para pedir ropa de su talla: "Las faldas me quedan cortas, los pantalones me quedan cortos… No encuentro nada de mi talla", dijo la concursante.

Pelayo fue el encargado de cambiarla, y dejarla hecha una princesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Las confesiones de Cristina

La estilista ha confesado cómo liga ella por las páginas de internet. "Yo mentía todo el rato en las aplicaciones para ligar. En mi nombre, en mi edad, en mi profesión…", dijo Cristina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Cambio radical

"Quiero mirarme en el espejo y no reconocerme", dijo Cristina. Y dicho y hecho. Su tocaya estilista cortó por lo sano y le hizo un cambio radical.

Tratando de pasar página Cristina acudió al programa para superar problemas personales, bastante graves. El padre de sus hijos se fue, e inició una relación sentimental con la hermana de ella, una relación que su propia madre aceptó. Ambas aprovecharon el plató de 'Cámbiame' para zanjar sus diferencias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
El llamamiento de Natalia a ‘Podemos’

La estilista siente predilección por el líder de Podemos, y por eso se ha levantado de su asiento y le ha dedicado unas palabras a Pablo Iglesias: "Chicos y chicas de Podemos, os quiero asesorar porque creo que tenéis un discurso maravilloso, pero a veces el look podría ser tan guay como el discurso. Os quiero dar algunos consejillos". 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
El bello y la ‘bestia’

Cuando Víctor llegó a la pasarela, dio la sensación de chico descuidado, e incluso su look recordaba a un famoso dibujo animado de las pelis de Disney, la figura de la bestia del cuento 'La bella y la bestia'.

Natalia y todo el equipo fueron los encargados de convertir a la 'bestia' en un príncipe más que apuesto. ¡Increíble el cambio!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Los ‘extraños’ gustos de Natalia

"Me gusta que a mi pareja le huela un poco el sobaco", confesó Natalia tras una broma de Pelayo a raíz del titular que mostraba en la pasarela uno de los concursantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Cristina tontea con un concursante

Cristina Rodríguez se subió a la pasarela para perrear con uno de los aspirantes. El pobre hombre no sabía dónde meterse… Mientras, sus compañeros, Natalia y Pelayo no podían aguantar la risa ante semejante espectáculo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad