'Cámbiame' y el caso del doble de Falete

En el programa de hoy, 'Cámbiame' ha vuelto a sorprender a la audiencia saltándose las normas para hacer un cambio doble a Elvira, una niña con síndrome de Down, y a su madre. Además, ha hecho acto de presencia en plató el doble de Falete. ¡Parecido más que razonable!

1 de 7
El bailecito de Natalia

El ‘Cámbiame’ de hoy ha estado marcado por un montón de sorpresas, entre ellas, hacer caso omiso a las normas impuestas para hacer realidad el sueño de una niña muy especial. Natalia Ferviú, Pelayo y Cristina Rodríguez han empezado la semana con mucha fuerza, protagonizando Natalia el momento más divertido del programa.

“Bailo como Beyoncé pero soy blanco como la nata”. Con esta frase se presentaba el primer aspirante de la jornada, lo que ha motivado, como siempre, a que los tres estilistas se pusieran a divagar. Natalia ha dicho que ella también intentaba bailar como la artista estadounidense, y para dejar constancia, se ha arrancado a mover las caderas a golpe de ‘Single Ladies’. ¡Esa dancing queen!

2 de 7
El doble de Falete

Luisma ha sido el primero en hacer su alegato sobre la pasarela. Con mucha seguridad y una apariencia que recordaba mucho a Falete, ha contado que ha sido durante 7 años el doble del cantante por los programas de televisión. “Quiero arrancar mi carrera musical, que será un cambio de la copla y el flamenco al electrodance y el electrolatino”. Aunque su alegato no ha logrado convencer a los expertos en moda, Luisma se ha despedido bailando un temita. ¡Puro arte!

La otra aspirante que se ha quedado a las puertas ha sido Jennifer, una joven madre de 28 años que buscaba un cambio para que su hija se sintiera orgullosa de ella. El problema estaba en su “tufo”, la peculiar manera que tenía de nombrar a su flequillo.

3 de 7
La adorable Elvira

La historia que ha logrado conquistar el corazón de los tres estilistas ha sido la de Elvira, una niña con síndrome de Down y una dolencia cardíaca que le ha obligado a someterse a varias intervenciones quirúrgicas de corazón. Su madre, Toñi, ha contado que la pequeña está enganchada al programa y que le apetecía mucho aparecer en él.

"Hola, soy Elvira. Quiero guapa... Estar guapa... En Telecinco", ha dicho con dificultad, ya que tiene problemas en el habla y todavía no sabe leer ni escribir.

4 de 7
Las normas están para incumplirlas

Toñi ha contado que se dedican a ser feriantes y que Elvira está encantada con montarse a las atracciones, pues no le tiene miedo a nada.

Aunque los tres estilistas estaban dispuestos a hacer el cambio, que sería doble ya que Toñi quería acompañar a su hija, han recordado que sabían que estaban saltándose las normas, especialmente porque en 'Cámbiame' no pueden participar menores de edad.

Pizpireta y risueña, Elvira lo ha tenido claro: quería que le hiciera el cambio Natalia, sin tan siquiera dejar que los coaches expusieran sus alegatos. ¡Así se hace!

5 de 7
Un duro cambio en la vida de Toñi

En el coaching se han llevado a Elvira a una atracción de feria para que estuviera entretenida mientras Natalia hablaba tranquilamente con su madre. Toñi se ha sincerado y ha contado lo duro que fue cuando al nacer su hija se dieron cuenta de que tenía síndrome de Down.

“En el paritorio me dijeron que tenía rasgos de síndrome de Down… Quería morirme, en ese momento, no era para mí. No me podía imaginar que eso a mí me podía pasar. Me dijo la ginecóloga que la ciencia no era exacta”. Además, ha contado que aunque ya tiene un hijo mayor, decidió tener otro hijo más después de nacer Elvira para “no dejarle en un futuro todo el cargo al mayor”.

6 de 7
Elvira y Toñi, idénticas

Cuando se han ido de tiendas, Elvira estaba contentísima y no ha puesto ningún problema en que la estuvieran mareando con tanta ropa. De hecho, ha asegurado que podían cortarle su larga melena. La única que ha puesto algún problema ha sido Toñi, ya que no soporta el color rojo.

Sobre la pasarela, Natalia ha sorprendido con un look idéntico para madre e hija. Falda a rayas, mucho color y un marcado estilo sport ha sido la tónica del cambio.

7 de 7
El conejito para Pelayo

Elvira ha salido radiante y con un conejito de peluche en la mano. Sin embargo, el destinatario no era otro que Pelayo, a quien se lo ha regalado con mucho gusto. “Lo que más me gustó de este caso era la conexión que había entre vosotras. Sin embargo, a mí me parecía bien rejuvenecerte y ponerte más niñata y a ella, ponerla más señorita. Porque tienes 10 años”, ha justificado el cambio

Elvira no dejaba de preguntar que quería verse en el espejo. Y sus deseos han sido órdenes, pero antes ha visto un vídeo en el que aparecían sus compañeros de colegio y han entrado a sorprenderle sus dos hermanos: Samuel y Jaime.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad