Heidi Klum alquila un 'yatazo' con su yogurín por la Costa Azul

La ex modelo de Victoria's Secret, espectacular a los 42, disfrutó en el mar con su amor, el joven Vito Schnabel. ¡Y menudo pedazo de yate alquilaron! Si es que donde hay 'money'...

image
1 de 6
Amor, relax y posturitas

Dos años de amor y ahí siguen! Heidi Klum (42) y su chico, el marchante de arte Vito Schnabel (28), pasaron un día de amor y relax en las paradisíacas playas de la Costa Azul.

Con este pedazo de yate se dejaron ver por aguas francesas... ¡cómo se nota que el niño es multimillonario!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Estupenda a los 42

Ella cambió la alfombra roja de Cannes del día anterior por un bikini estampado. La modelo demostró estar cada día más estupenda, de hecho no se nota absolutamente nada los 14 años que se llevan. ¡Está estupenda!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
¿Crisis? ¿Se come?

“Estoy muy enamorada, por lo que no tengo ojos para nadie más”, confesó ella hace unos días cuando se rumoreó que podrían estar en crisis. Pues salta a la vista que de crisis nada.

Entre lo que se queiren, los tipazos que gastan y los millones que tienen, ¿cómo se puede estar en crisis?

Ya cuando estaba con el cantante Seal alquilaban un yate de unos 510.000 euros A LA SEMANA, con lo cual, ahora que Vito Schnabel tiene aún más pasta que Seal, no nos extrañaría nada que este yate sea aún más caro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Historial de altos vuelos

A Vito está claro que le gustan las mujeres mayores que él. Sus ex son Elle MacPherson (52), Liv Tyler (38) y Demi Moore (53). ¡Menudo historial, chato!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Un pcoo de cremita, ¡no se le vaya a quemar el niño!

Cremita por aquí y por alla... y los niños ni por aquí ni por allá. ¿Se los quedaría Seal, el ex de la modelo, para que ella se pudiera ir tranquilita a la playa? ¡Qué vidorra!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Ella va a descansar. ¡No coge ni los remos!

La modelo y su chico cogieron un bote para llegar del barco hasta la playa. Eso sí, ella eso de coger los remos lo lleva un poco mal... ¡Colabora un poquito, mona!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad