¡Las perlas 'indomables' en el nuevo libro de Pelayo Díaz!

El televisivo estilista ha contado su vida en un libro, 'Indomable', que guarda muchos secretos sobre su vida ¡y más de una anécdota que te contamos en QMD!

image
1 de 10
Lo más interno de Pelayo, en 'Indomable'

Pelayo se ha "abierto en canal". El estilista más televisivo de España, con sus más de 800.000 seguidores en Instagram y unos 125.000 en Twitter ya tiene una autobiografía a sus 29 años.

'Indomable' está llena de perlas y anécdotas ¡que te desvelamos en QMD! ¿La primera? De su infancia en Oviedo: "Recuerdo que no era ni por asomo el guay de mi clase. Era más bien el malo". ¿Quién nos lo iba a decir? ¡Con la cara de buenazo (y buenorro) que tiene!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Su incursión en su estilo propio le convirtió en el hazmerreír

La vida no siempre ha sonreído a Pelayo, y los niños de su colegio le hicieron más de una "trastada" que ahora forma parte de su idiosincrasia: "Resulta que a aquellos 'niños bien' no les bastaba con reírse mí [...], ese día decidieron reírse de mi forma de vestir, y yo, que en secreto había hecho un esfuerzo poniéndome aquellos náutico horribles de padre antiguo, y que combiné con unos inofensivos calcetines blanco, me convertí en el hazmerreír de la merienda", cuenta.

Unos calcetines blancos que, por contra, ahora imitan centenares de adolescentes fijándose en su estilo. ¡Si es que los niños pueden ser muy crueles!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Su profesora de colegio ya sabía que era indomable

"Un día llegué al colegio y ninguna de mis amigas me hablaba [...]. Ninguna excepto Candela; ella sí. Me dijo que la profesora les había prohibido hablar conmigo, que yo tenía que ir con los niños, no con las niñas", cuenta melancólico sobre la ininteligible decisión de su maestra, y es que no sólo sus compañeros le hacían bullying: su profesora intentó corregir algo de su personalidad que era imposible. ¿Por qué? ¡Porque es indomable!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Los tatuajes de Pelayo

El estilista también desvela el significado de los tatuajes que cubren su cuerpo: Además de la 'P' de Pelayo en su cuello, "El imperdible (en el brazo) me recuerda cómo empecé en la moda, y que cualquier idea, por simple que parezca, puede significar algo grande", o la silla que tiene debajo de ese imperdible: "El grupo Memphis hacía muebles y objetos bonitos y coloristas, la función daba más igual. Esta silla es mi favorita".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Sus tatus más personales

También tiene un '28' en el hombro izquierdo por ser su número favorito, una estrella en el antebrazo del mismo lado ("Fue el primer tatuaje que me hice, tenía 19 años, vivía en Barcelona ¡y me sentía libre") o el nombre de su hermana, Natalia ("Me tatué el nombre de mi hermana cuando me aceptaron en Saint Martins, ¡se lo debo a ella!").

Por otro lado en cada pierna tiene una palabra, su leit motiv: "Fuerza" y "Valor".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Su aventura parisina

Sin embargo, las anécdotas que cuenta en el libro están "incompletas", y es que se ha guardado más de una. Por ejemplo, al diario ABC le contó que su vida en París fue corta pero muy intensa: "En los cuentos infantiles se dice que las princesas lejos de sus reinos se marean. Me pasó un poco. Me vino bien estar un año fuera, pero París es indomable. Te encuentras con gente que es igual  de fuerte que tú o más, y está bien saber cuál es tu sitio. No hace falta ir por la vida de grande", concede.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Su primer Louis Vuitton, por aprobar Selectividad

Incluso al diario La Razón les contó varias anécdotas más: "Para explicar cómo empiezo en este mundo tendría que remontarme al Bachillerato. Mi madre me pidió que hiciera la Selectividad. Yo no quería, pero acordamos que si aprobaba me regalaría una maleta de Louis Vuitton. Lo hice con nota y me la dio. La llené y me fui a Barcelona". ¡Eso es decisión!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Londres: su sueño de vida se hizo realidad

En la Ciudad Condal evolucionó muy rápido, y es que enseguida se hizo mánager de una tienda: en tan sólo 3 meses. Después se fue a vivir a Londres, donde consiguió ser ¡hasta gorila de discoteca! "Boombox era la discoteca donde todos querían estar y no me podía creer que el dueño me eligiera para ser quien tuviese la última palabra en la puerta. ¡A mí, que me habían dejado tantas veces fuera de los bares por llevar los pantalones rotos!", recuerda.

Allí también sacó su vena 'prepotente': "Reconozco que allí era muy duro con los españoles; quería que evolucionáramos desde el polo de pijo, que fuéramos más creativos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Los amores de su vida, presentes en el libro... a su manera

Aunque Pelayo nunca quiso ser conocido por salir en los platós de televisión, ahora es lo que le da de comer gracias a 'Cámbiame', y si bien es muy celoso de su vida privada, le ha dedicado alguna que otra frase a sus exnovios, David Delfín y Nicolás Ghesquière (diseñadores).

"Es una de las mejores personas que he conocido jamás, que más me han cuidado y valorado y que me ha hecho más feliz cruzándose en mi vida", dice del primero, mientras que del director artístico de Louis Vuitton señala: "Un día fui a la cueva donde el unicornio solía dormir. Estaba vacía, pero aún podía oler el fuego en el aire. Nunca comprendí exactamente qué pasó, peor a veces las cosas son tan perfectas que tienen que ser efímeras".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
¿Por qué se fue de París?

De hecho, de su aventura parisina también quiso hablar en La Razón: "Un día en Paris estaba en el salón de mi casa y me encontré que sentado a mi derecha tenía al Pelayo de seis años. Le pregunté si estaba orgulloso de mí y me dijo que no. Hice las maletas y me fui".

Este chico ¡es todo intensidad!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad