Grandes ausencias en la misa por el décimo aniversario de la muerte de Rocío Jurado

Este sábado en Chipiona, los familiares de Rocío Jurado celebraron una misa como recuerdo a la más grande, cuando se cumplen diez años de su fallecimiento. Una ceremonia que estuvo marcada por las ausencias inesperadas de su hermano Amador Mohedano, y sus hijos Rocío Carrasco y José Fernando. Sin embargo sí pudimos ver a su viudo, José Ortega Cano, a su hija Gloria Camila y a su nieta Rocío, y a su hermana Gloria. 

image
1 de 5
Décimo aniversario de la muerte de Rocío Jurado

Acaban de cumplirse diez años desde el fallecimiento de Rocío Jurado, a causa de un cáncer el 1 de junio del año 2006

Su familia no la olvida, y por eso cada año celebran un homenaje para recordar a la más Grande. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
En la iglesia de Chipiona

La iglesia de Chipiona ha sido el lugar elegido para celebrar la misa por el décimo aniversario de la muerte de Rocío Jurado.

Hasta allí se desplazaron su hermana Gloria Mohedano, acompañada de su marido José Antonio; su viudo José Ortega Cano, su hija Gloria Camila, y su nieta Rocío Flores. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Las grandes ausencias

Al contrario que en el homenaje celebrado en el cementerio de Chipiona, en esta ocasión no estuvo presente su hermano Amador Mohedano, al que ella estaba muy unida. 

Tampoco pudimos ver a su hijo José Fernando, ni a su hija Rocío Carrasco, que desde que la falleció la cantante ha preferido mantenerse al margen de todo este tipo de celebraciones. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Tía y sobrina, la mar de conjuntadas

En vez de tomarse este momento como algo triste, Gloria Camila y Rocío Flores decidieron ponerle un toque de alegría al acto y optaron por vestirse de manera casi idéntica

Ambas escogieron unos pantalones en color blanco, Rocío de corte pitillo, mientras que Gloria Camila se puso unos palazzo. Lo combinaron con un top en tonos nude, y con una americana también en color blanco, y altas plataformas. Incluso las gafas de sol que escogieron como complemento, parecían estar a corde la una con la otra. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Su viudo, José Ortega Cano

Esta vez, José Ortega Cano tuvo que afrontar este mal trago en solitario. Acudió a la iglesia de Chipiona sin su pareja, Ana María Aldón, que siempre se mantiene al margen de los asuntos relacionados con la familia de Rocío Jurado. 

El diestro escogió un traje en tonos azul claro, que resaltaba su corbata, también en el mismo color, pero un poco más oscura. Lllegó al templo con gafas de sol, que no se quitó hasta que no se acomodó en el interior.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad