Raquel Bollo se relaja en Cádiz

La colaboradora de ‘Sálvame’ se escapó unos días a la playa para desconectar de los problemas del trabajo y Hacienda…

1 de 8
El sol para espantar los problemas

Dicen que no hay nada como tomar el sol para espantar los problemas. Y eso es lo que debió pensar Raquel Bollo, que tras hacerse público que tiene un embargo de Hacienda de 200.000 euros, se puso el biquini, cogió su toalla y la nevera –la comida que no falte– y se plantó en la playa.

 

2 de 8
Vuelta y vuelta

Raquel, que vive en Sevilla, hizo unos kilómetros hasta Cádiz, para tostarse al sol. Y es que no hizo otra cosa que 'vuelta y vuelta'. Primero en la toalla sobre la arena y después sobre una hamaca.

 

3 de 8
Un cuerpo estupendo

A sus 40 años y madre de tres hijos –Manuel de 21, Alba, de 17 y Samuel, de 7–, la amiga de Isabel Pantoja está estupenda, por delante y por detrás. Y para los interesados, desde que rompió en noviembre de 2015, con un atractivo italiano, llamado Antonio Lapietra, no ha vuelto a tener novio, al menos que sepamos.

 

4 de 8
Centrada en sus hijos

Será porque Raquel está demasiado centrada en sus hijos, su trabajo en la tienda de moda que tiene en Sevilla y 'Sálvame' y sus problemas económicos.

5 de 8
Reflexiones al sol

La colaboradora de 'Sálvame' aprovechó bien la jornada playera y es que lucir un moreno como el suyo, cuesta horas y horas al sol. Aunque a ella no parecía importarle.

6 de 8
Los problemas no le quitan el sueño

Sus problemas económicos no le quitan el sueño a la sevillana, que no pudo contenerse y se echó una buena siestecita en la playa…  ¡Qué más da que cualquiera pudiera verla!

Raquel, tras un refrescante baño, se cambió de biquini. Guardó el rosa y se puso uno mucho más guerrero.

 

7 de 8
La playa da hambre

Antes Raquel repuso fuerzas tomando un tentempié y es que... la playa da hambre.

Y es que Raquel desea alejarse de la televisión. "Si pudiera, me iría. Mis jefes saben que no me gusta lo que hago", dijo. Pues ojalá tenga suerte…

 

8 de 8
Se echó una siestecita...

Además, cuando Raquel sintió que se quedaba fría, hasta se echó una toalla por encima para abrigarse.

La tertuliana está deseando dejar la televisión y poder hacer realidad su gran sueño: convertirse en diseñadora de moda. "Me encantaría diseñar y dedicarme por completo a mi tienda. Ojalá me vaya bien", confesó hace unas semanas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad