La reflexión de Màxim Huerta sobre las fotos de sus 'vacas'

Tras la publicación de unas fotografías en QMD! que dejaban en evidencia su ganancia de peso, el periodista ha querido hablar largo y tendido sobre su nueva figura. ¡Qué manera de tomarse las cosas con humor!

1 de 6
La irónica réplica de Màxim Huerta

¡Nadie puede negar que Màxim Huerta sea un hombre con buen sentido del humor! En el pasado número de la revista QMD! publicamos unas fotografías de sus soleadas vacaciones en Formentera, destacando en tono sarcástico y con juegos de palabras su evidente ganancia de peso con respecto a su paso por ‘El programa de Ana Rosa’.

Lejos de molestarse, el periodista ha decidido tomarse a buenas la situación e ironizar él también sobre su nueva figura. ¡Con lo serio que parecía!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Màxim Huerta, a dieta

En un artículo publicado en el diario ‘20 minutos’, titulado ‘La ridícula catástrofe de unos kilos de más’, el periodista ha dejado bien clara su postura: está muy feliz con su nuevo cuerpo.  ¡Y nosotros que nos alegramos!

Aun así, su texto da a entender en tono burlón que por culpa del reportaje ha decidido ponerse a dieta… y las está pasando verdaderamente canutas: "Este artículo lo escribo con un café sin azúcar y dos galletas integrales que todavía estoy masticando".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Demasiado tiempo escribiendo

Su retiro de la televisión para dedicarse a su vocación literaria fue el desencadenante de que descuidara un poco la alimentación, aumentando su apetito y, por tanto, su barriga. Patatas, chocolatinas,… todo hacía un poquito más feliz a Huerta. "Me ponía morado en los buffets de los hoteles", señala.

Al principio, como todos, lo achacaba a problemas externos, como que la ropa le estaba encogiendo la ropa, además de la manida ‘retención de líquidos’. “Porque yo, retener retengo todo: matrículas, teléfonos, cumpleaños, aniversario de mis 'ex', contraseñas, números de tarjetas y, sobre todo, líquidos”, sostiene.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Doña Leo, su entrenadora personal

Eso sí, verse en las páginas de nuestra revista le ha ayudado a ver la luz y decidir perder peso en compañía de su fiel amiga, su perra Doña Leo.

"Creo que ha visto como me estoy poniendo y ha decidido que la pasee más, que corramos juntos y que deje de sobrealimentarme con helados", afirma. ¡Si hasta se echa en su cama para que no pueda tirarse a la bartola!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Un hombre muy feliz

Bromas aparte, Màxim ha querido solidarizarse con todas aquellas mujeres que se ven humilladas en las revistas del corazón por su peso, aprovechando para darnos un tirón de orejas por quedarnos con el envoltorio y no destacar la patente alegría que desprenden las imágenes.

“Lo peor de todo es que en esa revista no decían nada de mi sonrisa: se me veía feliz. Feliz”, apunta. Chico, feliz ya te habíamos visto antes…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Los crepés traidores

Antes de publicar este artículo y nada más salir al mercado las imágenes, Màxim Huerta aprovechó su cuenta de Twitter para ironizar sobre el revuelo montado.

"Sabía que tanto crepe me pasaría factura", señaló.  Por si fuera poco, también bromeó con sus seguidores. Cuando un internauta le dijo que estaba como un queso, él respondió: "¿Has dicho queso? Hummmm. Ñam".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad