Kiko Matamoros y Makoke no se pierden la vuelta a los ruedos de Ortega Cano

image
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Kiko y Makoke no se pierde los toros

José Ortega Cano llegó, vio... pero no venció. El torero no consiguió el llenazo esperado en la plaza de toros de Benidorm, donde tuvo lugar su ultimo regreso a los ruedos a los 62 años.

Sin embargo, al diestro no le faltaron amigos, conocidos y familiares con los que celebrar su victoria frente a los cabestros, como Kiko Matamoros y su futura esposa, Makoke, que se desplazaron hasta la ciudad alicantina el pasado sábado 16 de junio para apoyar a su amigo, que presuponemos ¿que también irá a la boda el próximo septiembre?

 

Bien rodeado

El que no dudó ni un momento en apoyar a Ortega Cano fue su hijo, José María, que con sólo tres años ya sabe imitar a su padre y saludar a la afición como un auténtico profesional. ¿Será él el pricnipio de una saga de toreros?

A hombros... en una plaza a medias

El diestro consiguió salir a hombros de una plaza que apenas consiguió llenar la mitad de su aforo a pesar de la expectación.

 

Tres grandes maestros

José Ortega Cano no estuvo solo en la tarde de toros: le acompañaron a pie de ruedo Morante de la Puebla y José María Manzanares en una tarde de lo más apasionante, en la que el primerop consiguió cortar 4 orejas, el segundo 2 y el tercero 4 y un rabo.

Familia sufridora

Por supuesto, la tarde no podía estar completa para el torero sin la presencia de su mujer, Ana María Aldón, que sufrió lo suyo al ver torear a su marido en su enésima reaparición.

 

Su hija, con él en todo momento

Tampoco se perdieron la tarde de toros Gloria Camila y su chico, Kiko, que no dudaron en quitarle de encima a su madre al pequeño José María para que pudiera sufrir tranquila por su marido.

Ni se acuerda de sus hermanos

Gloria Camila no perdió detalle de la corrida de su padre en la plaza de Benidorm, aunque a ella pareció importarle poco que su padre no consiguiera llenar la plaza en una de las tardes más importantes para él: ¡ella estaba feliz!

Lo que tampoco pareció importarle fue la ausencia de dos personas: su hermana Rociíto, que está ahora inmersa en el programa 'Hable con ellas', y su hermano, José Fernando, con el que no parece tener una relación precisamente óptima desde que él ha vuelto con Michu... ¡Qué tensión de familia!

 

Los amigos también estuvieron apoyando

El humorista Arévalo tampoco quiso faltar a una de las tardes más importantes para el torero, por lo que el actor, aficionado a los toros ¡lo dio todo desde la grada!

 

Arévalo, como un niño

Arévalo pareció pasárselo como un niño pequeño en el ruedo mientras veía a los tres maestros toreando.

 

''¡Va por ustedes!''

En un precioso gesto, José Ortega Cano quiso tirarle la montera a su hijo, que se encontraba entre el público junto a su madre, de la que no se separó, para brindarle el toro a su pequeño. ¡Qué detalle!

 

A punto de la cogida

Aún así, la tarde estuvo llena de sobresaltos, ya que al darle la última estocada al toro, José estuvo a punto de sufrir una cogida, aunque consiguió sortearla sin mayor problema. ¡Qué susto!

 

Vuelta al ruedo y salida a hombros

Finalmente, Ortega Cano consiguió dar la vuelta al ruedo totalmente indemne junto a su hijo, que disfrutó de la tarde como el que más.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad