Mayte Zaldívar se amolda a su nueva vida en un Centro de Inserción Social

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nuevo rumbo para Mayte Zaldívar

Mayte Zaldívar conseguía hace unas semanas lo que más ansiaba: el tercer grado. La exmujer de Julián Muñoz salió de la prisión de Alhaurín de la Torre para reencontrarse con los suyos y a la espera de que le concedan la libertad condicional.

La noticia la recibía el pasado 22 de agosto, pero no ha sido hasta ahora cuando ese tercer grado se ha hecho oficial. Ahora pasará los días en un Centro de Inserción Social en Málaga. Así la veíamos a su llegada al centro con su pareja, Fernando Marcos, quien llevaba las pertenencias de la ex reclusa en una bolsa de deporte.

Diferentes condiciones

Aquel 22 de agosto, con rostro serio, entraba la exmujer de Julián Muñoz en la que será su nueva casa durante la próxima temporada. Sin embargo, sus condiciones serán muy diferentes... después, llegará su libertad. Por lo pronto, su abogado ha confirmado que los lunes y los martes los tendrá que pasar íntegros en este centro, mientras que los miércoles y los jueves podrá salir a primera hora de la mañana, aunque tendrá que volver por la noche para dormir, sobre las 21:00 o las 22:00.

No será hasta el viernes cuando pueda disfrutar de la "libertad" en familia, con los suyos en su verdadera casa, aunque el lunes siguiente tendrá que volver al centro, y así hasta que complete su pena de 3 años (si no consigue la condicional antes)

Hasta la puerta, todo un caballero

Mayte se mostró preocupada ante la nueva situación que va a vivir, pues no sabe lo que le puede esperar dentro de del Centro de Inserción Social. Afirmaba estar nerviosa, por eso su chico, Fernando, quiso acompañarla hasta la puerta.

Sin embargo, no tiene nada que temer: allí es una reclusa más, y tendrá la oportunidad de hacer servicios para la comunidad, dar clases de idiomas o recibir consejos y herramientas para reintroducirse en el mercado laboral.

No coincide con su exmarido

A su llegada al centro, pudimos ver a la pareja cómo se despedía de su pareja con un beso. En este Centro de Inserción Social, en el que ya es una más, sin embargo, y al contrario que ocurriera en la prisión de Alhaurín de la Torre, no coincidirá con el exalcalde de Marbella.

Condenada a tres años de cárcel

En octubre de 2014, Maite ingresó en el penal para cumplir una condena de dos años y medio de prisión por blanqueo de capitales. Pena que se vio incrementada a tres años al no poder hacer frente a la multa de 1,7 millones de euros... Ahora, seguirá cumpliendo con la ley en este, su 'nuevo hogar'.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad