Mario Vaquerizo ¡tiene un consolador con su nombre!

El cantante de 'Nancys Rubias' tuvo un encuentro digno de "la tercera fase" en First Dates, donde se encontró con una fan ¡de las que ya no quedan! "Se me ha caído el tanga al suelo al suelo", confesó Gemma

image
1 de 7
Momento fan

El programa de citas 'First Dates', de Cuatro, ha empezado septiembre ¡por todo lo alto! La 'Semana Fantástica' del show ha dado comienzo con Mario Vaquerizo y Yurena con unos concursantes que no han dejado a nadie indiferente, y es que Gemma, la "pupila" de Mario, resultó ser toda una fan del marido de Alaska.

 

2 de 7
Mario, preocupado

Y no una fan cualquiera, ya que además de ser seguidora del cantante de 'Nancys Rubias', tiene otras intenciones con él. Vamos, que si le hubieran dicho que su cita era mario, ¡le hubiera dado algo!

Mario se preocupó un poco: "A ver si le voy a fastidiar la cita al chico", le dijo a Carlos Sobera.

 

3 de 7
De la risa a la preocupación

Mario llegó para pasar un buen rato entre risas, aunque la sonrisa le duraría poco. "¡Pero chochooo!", le dijo Gemma nada más llegar al restaurante de 'First Dates', como si se conocieran de toda la vida, y más tarde confesó: "Me encanta Mario. Es que es como yo pero en hombre". "Tenía ganas de conocerte, chochete", le contestó Vaquerizo. ¿Se conocerán de antes?

 

4 de 7
Un fan 'muy suya'

De hecho, Gemma se puso mucho más gráfica cuando confesó su amor platónico por Vaquerizo: "Vulgarmente hablando (que yo esto no lo digo nunca), se me ha caído el tanga al suelo".

 

5 de 7
El consolador de Mario

"¿Sabes por qué está Mario aquí?", le preguntó Sobera a Gemma, y ella contestó resuelta: "¿Por mi Mario pequeño?". La cara de Mario, un poema! ¿Qué era el 'Mario pequeño'?

Nada menos que ¡un consolador!

6 de 7
Secreto inconfesable

"Un vibration. Un consolation", intentó "aclarar" Gemma en un inglés poco definido ante la atónita mirada de Mario Vaquerizo. "Le llamé así por ti", le dijo. Y claro, ¡él no sabía dónde meterse!

7 de 7
Mario ¡se queda a cuadros!

"Eso es una responsabilidad muy grande y yo estoy muy cansado", atinó a decir Mario, aunque finalmente le quitó hierro al asunto y aconsejó a su fan como buenamente pudo. ¡Al final es una anécdota más para contarle a Alaska y las Nancys! ¿Vosotros le pondríais nombre a un consolador? ¡Ver para creer!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad