Pelayo se emociona al hablar de David Delfín

Los chicos de 'Cámbiame' han celebrado por todo lo alto sus 300 programas en emisión. El cambio de Adriana, un 'amigo invisible', la actuación de Ruth Lorenzo y el emotivo mensaje de Pelayo a David Delfín han marcado los momentos más emotivos del programa.

image
Los 300 programas de 'Cámbiame'

¡’Cámbiame’ acaba de celebrar sus 300 programas en emisión! Como no podía ser de otra forma, los chicos de Cámbiame’ han querido celebrarlo por todo lo alto, con un programa especial plagado de sorpresas y momentos muy emotivos, como el protagonizado por Pelayo al hablar de su exnovio, el diseñador David Delfín.

El propio estilista ha tenido la oportunidad de sacar adelante el caso de Adriana, una joven que lleva sufriendo toda su vida las burlas de la gente por padecer labio leporino. Por si fuera poco, un ‘amigo invisible’ y la música en directo de Ruth Lorenzo han amenizado la velada. ¡Qué de sorpresas!

1 de 6
Adriana, una joven que sufre por la malformación que padece

“Me hundí cuando me dijeron que nunca podría besar a nadie”, ha sido el trágico lema de la candidata al cambio. Los tres estilistas se han quedado prendados con la historia de Adriana, una joven malagueña, de tan solo 20 años de edad, que lleva toda su vida sufriendo por las burlas constantes de la gente al padecer labio leporino.

“Necesito que me deis un empujón para sentirme bien conmigo misma. Nací con labio leporino y me he sometido a 11 operaciones desde que soy pequeña... A raíz de mi malformación, mi paladar quedó abierto y los dientes no me terminaron de nacer bien… Estoy cansada de que la gente me mire y se meta conmigo”, ha señalado, antes de escoger a Pelayo como el artífice de su transformación.

2 de 6
El 'amigo invisible' de 'Cámbiame'

Antes de conocer el cambio de Adriana, el plató de ‘Cámbiame’ se ha convertido en una noche de reyes adelantada. El equipo del programa animó a Marta Torné y los tres estilistas a participar en un ‘amigo invisible’, teniendo que seguir tan solo una regla: no se podían gastar dinero.

Marta Torné, emocionada, le ha regalado a Pelayo una rama de olivo del árbol favorito de su abuelo. Pelayo le ha regalado a Cristina Rodríguez el collar que lucía en su primer encuentro, que tuvo lugar cuando ninguno de los dos era famoso. Por su parte, Cristina Rodríguez le ha regalado a Marta Torné un colgante indio que formaba parte del vestuario de su última película.

Natalia, que tuvo la mala suerte de que le tocara ella misma en el sorteo, ha decidido hacerle un regalo personalizado a sus tres compañeros: un vinilo de David Bowie para Marta Torné y un juego erótico de cartas para Cristina. A su Pelayo, que se lo ha dejado para el final, le ha obsequiado con una revista exclusiva de Vogue, con Kate Moss en la portada, ¡que por dentro era un libro para colorear!

3 de 6
Ruth Lorenzo, madrina del programa 300 de 'Cámbiame'

Este programa especial ha contado con una madrina de excepción. Ruth Lorenzo cruzaba la pasarela para dar una sorpresa a Adriana, que se declara admiradora suya. Con la energía que la caracteriza, la murciana a cantado acompañada tan solo de una guitarra su tema más conocido, ‘Dancing in the Rain’.

"Jamás se te ocurra dudar de quien eres tú de verdad", ha querido recordarle Lorenzo a la participante.

4 de 6
Pelayo, muy agradecido con David Delfín

Pese a la dura historia de Adriana, Pelayo le ha robado todo el protagonismo cuando ha recordado a David Delfín, el que fuera su novio durante varios años y su mentor profesional nada más terminar la carrera. Para que Adriana supiera lo importante que es creer en las personas, ha recordado el bonito gesto que tuvo el diseñador con él.

“Quiero agradecerte que creyeras que tenía muchas cosas que hacer en esta vida. Y todo lo que me dijiste se está cumpliendo. Así que gracias, David. Te quiero”, ha dicho visiblemente emocionado. Cabe recordar que a David Delfín le han extirpado recientemente tres tumores cerebrales, motivo por el que tendrá que afrontar un largo proceso de recuperación.

5 de 6
El gran cambio de Adriana

Como era de esperar, el cambio de Adriana ha estado a la altura de las expectativas. Pelayo se ha decantado por un corpiño de lentejuelas y una falda de gasa plixada, ambas en tono salmón. Como broche de oro, le ha colocado en la cabeza un tocado de flores que realzaba aún más su belleza innata.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad