Alessandro Lequio deja 'en bragas' a Sonia Moldes

El colaborador aristócrata de 'El programa de Ana Rosa' se ha hartado de tantas supuestas mentiras sobre su persona y ha demostrado

image
1 de 8
Sonia se desquita contra Lequio... y él responde rotundo

Calentito llegaba hoy a trabajar lequio con la que tenía encima: el aristócrata, harto de que más y más mujeres se suban al carro de la infidelidad, ha decidido echar tierra y enterrar tantos rumores, porque quizá no pueda desmentir a todas, pero concretamente a Sonia Moldes sí.

La bailarina contó en el Deluxe del pasado viernes que había mantenido una relación con él, pero que tras cortar, le hizo la vida imposible intentando volver: "Yo rompo un 28 de mayo y él empezó con María en el verano de 1999. Me llamaba contínuamente desde que le dejé. No había día que no me llamara. Me dice que había conocido a una chica gallega que le recordaba a mí. Me sigue llamando contínuamente todos los días. Y también a mis amigas, les agotaba las baterías", contó Moldes a Jorge Javier Vázquez.

 

2 de 8
Lequio deja a Sonia Moldes ''en bragas''

Ahora, sin embargo, Lequio ha querido desmentirlo todo: "Nuestra relación terminó en el siglo pasado y desde ese momento no he vuelto a estar con ella, ni cuando conocí a María, ni cuando empecé a salir con María ni cuando María estaba embarazada", empezó expresando.

 

3 de 8
Un Whatsapp, la clave para desmentir a Sonia

Es más: a pesar de, dice, no guardar las conversaciones de WhatsApp ni nada que se le parezca, en esta ocasión sí podía demostrar que Sonia Moldes estaba intentando subirse al carro: "Tengo un mensaje dándome el pésame por la muerte de mi madre. Es del día 31 de diciembre. Se descubre que entre nosotros no hay ningún tipo de relación. La distancia y la frialdad con la que me escribe demuestra que entre nosotros no hay trato alguno", explica.

 

4 de 8
Un mensaje muy frío

Acto seguido, Lequio el entregó el móvil a Ana Rosa Quintana, que leyó punto por punto el mensajito: "Hola Alessandro. Soy Sonia Moldes. Sé que hace tiempo que no tenemos contacto pero quería darte el pésame y mandarte un beso enorme. Por desgracia sé por lo que estás pasando. Cuídate mucho".

 

5 de 8
No le pidió el teléfono: ''Yo ya tenía su número''

¿Y qué significa el mensaje concretamente? "Que es un sinsentido que yo le pidiese el teléfono porque con este mensaje yo ya tenía su número. Que cada uno saque sus conclusiones. No tengo nada más que añadir. Estamos muy hartos de tantos meses de mentiras y de ese oportunismo que lo único que busca es llenar los bolsillos sin tener en cuenta el daño que le puedan hacer a mi familia", dijo Alessandro en el espacio matutino de Telecinco.

6 de 8
¿Quién miente más?

De hecho, Alessandro llevaba la lección bien aprendida y habló hasta de contradicciones por parte de Sonia Moldes: "En tres días concedió dos entrevistas y dijo cosas distintas y que se contradicen. (Primero) dijo que lo hacía por apoyar la dignidad herida de la señora Hormigos, y el viernes (dos días después de la sprimeras declaraciones) dijo que lo hacía porque estaba harta de que dijera cosas de ella. Yo llevo 20 años sin hablar de esta señora. Es rotundamente falso todo lo que dice".

7 de 8
Sus allegados, más que hartos

¿Y la familia? Claramente, harta también: "María y yo estamos mal por lo que sucede, pero bien como pareja", sentenciaba, para añadir después: "He sido un putero en el siglo pasado. Lo he sido, pero no tengo que estar pagando ese puterío toda mi vida. Yo soy una persona fiel pero no soy falso. Cuando no estoy bien con una persona cojo y me voy".

"La familia de María lo está llevando como María. Están hartos pero apoyándome al 100% porque esto es muy desagradable. Y mis hijos me adoran", terminba de explicar.

 

8 de 8
¿Quién será la siguiente?

Eso sí, en todo lo que ha dicho Sonia Moldes hay una verdad. Alessandro ha explicado que "la única verdad es que la nuestra fue una relación muy sincera, no muy profunda e intermitente, al menos por mi parte".

¿Se acabará algún día la pesadilla para los Lequio Palacios o se subirá al carro otra más?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad