El drama de ser triunfito: la desgracia se cebó con los exconcursantes tras OT

No a todos los triunfitos les sirvió su paso por OT para labrarse un futuro "facíl": a algunos les costó más de un trauma volver a resurgir para dedicarse a su pasión: la música

1 de 6
El drama de ser triunfito y, en el caso de Rosa, ganador

Si alguien pensaba que tras pasar por 'Operación Triunfo' todo fue luz y color, nada más lejos de la realidad. Al menos no para los ex concursantes de la primera edición que se quedaron por el camino y que gracias a 'OT: El Reencuentro', ahora podemos conocer.

Ni siquiera para Rosa López fue fácil terminar el programa: ella quería llevarse a sus 15 compañeros a Eurovisión 2002, pero desconocía la regla que impedía subir al escenario a más de 6 personas, por lo que tuvo que tomar la decisión más difícil de su paso por el programa: elegir a los 5 compañeros que la acompañarían y deshacerse del resto, algo que sabía que podría condicionar el futuro en la música de más de uno.

De hecho, el problema no acabó ahí: ella quiso llevarse a Verónica, pero desde la organización se negaron sin darle más explicaciones... y la propia Verónica ahora ha explicado que la podrían haber vetado por haberla tenido ligeramente atravesada durante el programa...

2 de 6
Verónica y Geno, de lo más alto a lo más bajo

Verónica no fue la única que vio cómo se cerraban varias puertas tras su paso por el programa: "Los tres primeros años todo era de color de rosa, pero luego vino lo difícil. Se acabó el contrato y profesionalmente me costó más todo. Ser de 'OT' me benefició en ocasiones, pero hay que demostrar que vales. Tuve un momento de crisis, yo tocaba puertas y al ser triunfita me las cerraban. Sufrí un desamor con la música, toqué fondo. Estar abajo después de estar tan alto te hace ser humilde. Resurgí y luché porque esto es lo mío", explicaba Geno, que tras varios años, consiguió ser repescada en la octava edición de OT, ya que fue la primera expulsada de la historia del programa y no pudo vivir la experiencia.

Eso sí, no guarda rencor a la audiencia porque sabe perfectamente por qué se fue: "En el casting me entregué a muerte, pero una vez que entré en la Academia perdí el hilo, ese fue mi fallo. No estaba al 100%, no llevé bien el control de las cámaras y la presión del programa. Cuando veo las imágenes me veo muy niña, muy ingenua, como me dijo una vez Rocío Jurado. No me dio tiempo a demostrar nada, tenía un ritmo de aprendizaje más lento".

3 de 6
Alejandro Parreño intentó dejarlo todo

Para Alejandro Parreño ni mucho menos fue fácil hacer frente al mundo, y a él, además, se le complicó la vida poco después: "A raíz de la muerte de mi hermano quise dejarlo todo y alejarme de todo este mundo", y añadió: "Nunca me he sentido identificado con el concepto OT. Salí no muy contento, me hacian cantar canciones que no me molan. Yo sabía que lo podía hacer mejor y cantar mejor. El jurado fue justo, no lo hice bien porque los temas no eran de mi rollo".

4 de 6
Álex Casademunt habla de favoritismos

Tampoco fue sencilla la salida de la Academia para Álex Casademunt, que vio su sueño en la industria de la música truncado por los "favoritismos": "Claro que había favoritos, se notaba demasiado. A David Bisbal le llevaban preparando su disco un mes y medio, y a mí, que también quería tener una carrera musical en solitario, me metieron en un grupo con un estilo que no me gustaba". El cantante se refería al grupo Fórmula abierta, del que terminó yéndose cón sólo un disco en el mercado.

De hecho, Juan Camus también ha culpado a esos favoritismos de que él no haya podido conquistar el mercado musical, e incluso dijo que había "una mano negra" sobre su carrera: "No estaré en el Concierto de OT porque se han reído de mí, y conmigo ya no se juega", sentenció.

5 de 6
Rivalidad entre triunfitos y el cara a cara con la fama

Al menos, Álex Casademunt ha sido muy claro con el resto de sus compañeros, en concreto con el anteriormente citado, Juan Camus, al que cree que deberían haber echado antes que a él: "que Juan Camus se ventilara a 3 o 4 no lo entendí. No era injusto, pero hubiera deseado irme más tarde".

"Lo más duro de la fama repentina es que fuera repentina. No tengo la inquietud de ser famoso, cuando la cosa iba bajando hasta lo agradecía, no lo echo de menos. Eso sí, cuando escucho la radio pienso por qué no puedo estar yo sonando ahí. Pero tengo claro que me he vendido muchos años y ya no lo voy a hacer más. La música está tan contaminada que a veces es preferible hasta salir", sentenciaba.

 

6 de 6
Chenoa, la más sufridora (por amor)

Sin embargo, si hay alguien que lo pasó realmente mal, ya en lo personal, fue Chenoa: la ex triunfita entró en la Academia para aprender música y dedicarse a ello, algo que ha conseguido con éxito, pero salió con algo con lo que no contaba: un nuevo amor.

Sin embargo, por caprichos del destino, su relación con David Bisbal no cuajó, y mientras él decidía centrarse en su carrera y en otras chicas, ella, que estaba enamorada hasta las trancas, lo pasó muy mal.

A pesar de que ambos han dicho que han conseguido llevarse (ni bien ni mal) con el paso de los años, lo cierto es que una imagen vale más que mil palabras... y esta en concreto se volvió viral: después de cantar "Sueña" junto a Rosa, Chenoa y la granadina se echaron a llorar emocionadas, y Bisbal corrió a abrazar... únicamente a Rosa, un detalle que no pasó desapercibido para nadie.

Un momento de tensión que Gisela, muy buena amiga de Chenoa, consiguió arreglar yendo a abrazarla...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad