El conserje secuestrado junto a Kim Kardashian en el robo de París rompe su silencio

"No había ningún tipo de seguridad en el hotel", explica Albdulrahman, el conserje del edificio donde se alojaba Kim Kardashian durante la semana de la moda de París. ¡Os contamos todos los detalles!

1 de 8
El conserje desvela todos los detalles del robo

"No había ningún tipo de seguridad en el hotel, y a nadie le importaba", así se defiende Abdulrahman (Algeria, 39), el conserje que fue secuestrado junto a Kim Kardashian durante el robo en París el pasado 3 de octubre. El hombre, que no ha querido revelar muchos más datos sobre su persona, arremete contra el hotel, donde podría haberse dejado la vida tras ser encañonado, maniatado y vejado por 5 hombres junto a la estrella de los realities: "Al hotel no le importaba la seguridad. Se les dijo hace varios años: 'tenéis que poner una cámara, un sistema de seguridad, otro tipo de llaves'. Nada estaba protegido, no había seguridad real", expresa en una entrevista concedida al periódico Daily Mail.

 

2 de 8
A nadie le importaban los fallos de seguridad

Abdulrahman avisó de todo esto hace 6 años, pero en el hotel nadie hizo nada, incluso avisó de que en esas condiciones alguien podría morir, y aunque la situación no llegó a ese extremo, a punto estuvieron de perder la vida, y es que el conserje ha contado todos los fallos de seguridad que había, algunos tan aberrantes como que "el código de seguridad de la puerta de entrada no se había cambiado desde 2010, lo que significa que todo el mundo lo sabía". Incluso, el medio de comunicación pudo comprobar que dicho código no se cambió ¡hasta dos semanas después del suceso!

3 de 8
Arremete contra el hotel tras jugarse la vida

Kim, que no ha vuelto a pronunciarse en las redes sociales, ha guardado un silencio sepulcral desde entonces, y tan sólo sabemos de ella a través de sus amigos y familiares. "No lo está llevando nada bien", expresó su hermana Khloe en el show de Ellen Degeneres.

Tampoco nos extraña: lo primero que se llevó Kim fue el susto de ser despertada hacia las 2:30 de la madrugada y arrastrada de la cama, para luego ser maniatada, amordazada y encerrada en el baño por los 5 atracadores mientras ella pedía por favor que no la mataran, ya que tenía dos hijos.

Ahora, Abdulrahman está pensando en emprender acciones legales contra el hotel donde se jugó la vida y en el que estaba sólo de guardia para las 11 suites en las que suelen alojarse famosos de talla mundial, y en las que cuesta entre 750 y 15.000 euros pasar una sola noche. Por ese precio... ¡qué menos que una cámara que funcione!

 

4 de 8
Ni siquiera las cámaras funcionaban

"Hay una cámara en el hall, justo a la entrada del portón rojo, pero lleva años sin funcionar", asegura el guarda, pero nada importaba, porque incluso la puerta no sólo no estaba bloqueada: estaba abierta de par en par. Eos sí, el hotel ya se ha pronunciado y, según fuentes policiales, no querían poner cámaras para que las personalidades que allí solían alojarse no fueran grabadas en situaciones comprometidas, como entrar con alguna prostituta o verse envueltos en negocios de dudoso carácter.

 

5 de 8
Nada que echarle en cara

A pesar de que Kim le ha dicho a su entorno más cercano que piensa volver a París a pesar de lo sucedido, no nos cabe la menor duda de que su alojamiento no volverá a ser ese hotel.

A pesar de Todo, Abdulrahman es considerado por sus compañeros como un trabajador ejemplar: "Hizo todo lo que pudo y merece respeto por todo lo que tuvo que pasar", expresó un empleado.

6 de 8
Los atracadores llevaban uniformes de policía

Es más, no sólo hizo todo lo que pudo, sino que hizo mucho más: hasta de traductor entre los atracadores y Kim. "Yo estaba detrás del mostrador. La puerta estaba cerrada, pero es de cristal y vi que me pidieron que abriera. Llevaban uniformes de policía, gorras, chaquetas, reflectores... todo. Les dije que abrieran ellos porque la puerta estaba abierta, pero me hicieron ir a mí, así que fui, y en cuanto abrí me agarraron del brazo y me maniataron".
Y continúa contando: "En los primeros segundos pensé que era una ointervención policial. En seguida les dije que trabajaba allí, pero me preguntaron '¿dónde está el vídeo de seguridad?', y en ese momento me di cuenta y pensé 'mierda, es un robo'".

7 de 8
Arremete contra la policía

"Al principio les miré y uno de ello se enfado muchísimo. Me dijo que no le volviera a mirar o me mataría. Sólo vi que dos de ellos tenían armas y luego miré al suelo", añadía Abdulrahman. E incluso arremete contra la Policía: "No eran nada profesionales. Estuve con las esposas en las manos hasta las 5 de la mañana porque no eran capaces de abrirlas, y encima no me atendieron. Ahora soy yo el que tiene que necesita pasar por el psicólogo porque no me ofrecieron ningún tipo de ayuda", expresa.

 

8 de 8
¿Es todo puro teatro?

Lo cierto es que para kim Kardashian, que ya no está en París para ayudar a la Policía (lo que complica todo el caso porque sólo ella y Abdulrahman vieron a los asaltantes), la última semana de la Moda ha sido de lo más movidita: el "humorista" Vitalii Sediuk trató de besarle el culo en plena calle, con lo que sólo consiguió ser reducido por los guardaespaldas de Kim, pero ahí no queda la cosa, y es que las malas lenguas dicen que todo el robo podría haber sido una treta de la familia Kardashian para llamar, aún más, la atención. ¿Creéis que serían capaces de algo así?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad