Gary Dourdan se lo "monta" con una tailandesa

El actor de ‘CSI’ ha pasado unos días de ocio y esparcimiento en el país asiático, igual para festejar su 50 cumpleaños. ¡Felicidades, Gary!

image
1 de 6
Buscando la postura

Está el bueno de Gary lo que se dice ocioso en cuestión de trabajo. Desde que dejara CSI con más pena que gloria, Gary Dourdan, el guapo Warrick Brown, ha buscado su sitio y su camino, que parece ser el de la playa, porque precisamente camino de ésta es como le hemos pillado estos días en Tailandia.

El buenorro de Gary se paseó luciendo musculitos por las calles del país asiático para después terminar tostándose al sol un poquito más de lo que ya está de forma natural. Allí pudimos verle acomodándose porque le esperaba...

 

2 de 6
Palo tieso 'come arena'

¡...una tailandesa! Gary contrató los servicios de una señorita que le dejó la espalda ¡como nueva! Y no precisamente porque le diera una alegría, sino porque el masaje que le "cascó" tiene toda la pinta de ser algo doloroso...

 

3 de 6
Desenrosque de columna

Gary debió de decidir celebrar por todo lo alto sus 50 añazos (muy bien llevados, por cierto) en el país asiático, y consiguió "relajarse" un poco más con la ayuda de una masajista local que más que relajarle, parecía que se peleaba con él.

 

4 de 6
Roscón de Reyes 'Tai'

Gary, que vivió tiempos de gloria y con su adicción a las drogas se convirtieron en tiempo de penuria, se alojó en un hotel modesto cercano a la playa. Antes de someterse al masaje, el actor había ido a practicar boxeo, lo que indica que está muy en forma, y a dar un paseo en scooter. ¡Un diíta muy completo!

 

5 de 6
¡Qué lista, Calista!

Desde luego la tailandesa no perdió la oportunidad de restregarse con el morenazo de Gary ¡y hasta se subió a su espalda! Será tailandesa, pero de tonta ¡no tiene un pelo! Eso sí, sólo de ver la posturita nos duele todo...

 

6 de 6
Pino puente tailandés... con mucha tensión

Sin embargo, si tenemos que alucinar con algo es con el escueto bañador de estilo 'Turbo' que se plantó Gary para ir a la playa, que dejaba bien poco a la imaginación. Parece que lo único que relajó muy la espalda, porque el resto ¡estaba de lo más tenso!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad