La máscara de la Mosquera

Su felicidad reluce más que el oro. Habla de boda con Isi, renueva su negocio y también su imagen. La belleza está en el exterior.

image
1 de 4
¿Carnaval?

Cameron Diaz, Demi Lovato, Nicole Kidman, Bar Refaeli... y ahora, Raquel Mosquera, que se une también a la fiebre del oro, en lo que a su uso cosmético se refiere, claro. La viuda de Pedro Carrasco, lejos de cerrarlo acuciada por las deudas, sigue con su centro estético de las afueras de Madrid y amplía negocio con los tratamientos de alta cosmética que usan las estrellas.

2 de 4
Belleza de oro

Orogold se llama la línea milagrosa que ofrece Raquel y nació en EE UU hace 9 años. Contiene partículas de oro, un eficaz ingrediente anti-envejecimiento que utilizaban emperatrices y reinas de la antigüedad. Por ejemplo, la mascarilla de aloe, caviar y colágeno tiene 24 kilates de oro, como la máscara que se pone..

Y deducimos que antes ha decidido probar su eficacia, a juzgar por cómo se le ha quedado el cutis de terso. Una rejuvenecida Raquel por dentro y, desde luego, por fuera, nos recibió en su centro estético.

3 de 4

Toda una emprendedora, está pletórica. Su cara es el espejo del alma: “Llevo veinte años trabajando con mi centro de belleza, gracias a mis clientas que son fieles. Ahora vienen la madre, la hija y la abuela de la misma familia.”

Aunque el trabajo ocupa gran parte del día a día de la peluquera, su familia sigue siendo su gran alegría. Vive desde hace año y medio con Isi, un empresario de la noche nigeriano padre de su hijo Romeo, de un año. “Tengo plena confianza en él, aunque trabaje en la noche. Él también confía en mí y los dos colaboramos en la familia.” Según Raquel “es un padrazo. Romi en cuanto lo ve se lo come a besos. Es muy cariñoso y juega mucho con él. Le da el biberón, le cambia...”

4 de 4
“Una boda bonita”

Con tanta felicidad a domicilio, Raquel piensa en boda con Isi, y por la Iglesia. “Yo soy una persona creyente. Me la imagino muy bonita. Nuestros hijos llevarán anillos, la cola, de todo...”
Respecto a la hija de su primer marido, Rocío Carrasco, contra la que vertió duras acusaciones, asegura: “La gente me felicita por la calle por lo que he dicho. Me quedé muy tranquila.” Estrenará cara sin arrugas, pero hay rencillas que no borra su nuevo tratamiento estético...

 

 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad