Rocío Crusset, de lo más cariñosa con los amigos de Juan Betancourt

Los tortolitos pasaron el día con unos amigos del modelo, con los que la hija de Mariló Montero se encuentra de lo más a gusto...

image
1 de 8
Relación descubierta... pero siguen sin ''mojarse''

A pesar de que la pareja de modelos compuesta por Rocío Crusset y Juan Betancourt no quería que su relación saliera a la luz, muy a su pesar, al final se ha confirmado.

De hecho, antes quizá se escondían un poco más, pero desde que su amigo Xavier Serrano les descubriera "por accidente" con una foto en Instagram, han decidido vivir su amor contra viento y marea sin esconderse más... pero sin algunas concesiones.

2 de 8
En QMD! ya les pillamos

De hecho, fue este lunes 23 de enero cuando pudisteis ver en la revista QMD! las fotos que confirmaban la relación de la pareja, ¡con besitos incluidos por las calles de Madrid!

 

3 de 8
Ni un amigo feo, oye

Y precisamente en Madrid es donde hemos podido ver en las últimas horas a la hija de Mariló Montero con su churri y los amigos de este... que, visto lo visto, no debe de tener amistades feas. ¡Menudos amigotes!

 

4 de 8
¿Qué opinarán Mariló y Carlos del novio de Rocío?

Rocío, por su parte, se encuentra de lo más integrada entre los amigos de él, con los que charla y bromea como si se conocieran de toda la vida... o, como mínimo, varios meses, por lo que esta relación ya sería conocida por el círculo más cercano de los modelos.

¿Habrán dado ya Mariló Montero y Carlos Herrera el visto bueno a la nueva relación de su hija desde que terminara su amor con Jaime Soto?

 

5 de 8
Les encanta pasear por el centro

La pareja echó la tarde con sus amigos en el céntrico bar La Bicicleta, en pleno barrio de Malasaña, y a su salida, Rocío optó por pedir consejo a uno de los compañeros de Juan con toda la confianza.

 

6 de 8
Fría despedida

Rocío, en concreto, le pidió ayuda con una dirección a uno de los guapos amigos de Betancourt, y de hecho fue con el único que estuvo más cariñoso, sobre todo a la hora de despedirse... ¡más incluso que su propio novio!

 

7 de 8
¡Ni un besito de adiós!

A la salida, la despedida entre los novios fue de lo más fría, y mientras ella regresó a casa caminando, igual que había llegado, él se quedó con el coche de la joven para llevar a los amigos hasta sus casas.

 

8 de 8
Confianza plena

Aunque quieran seguir jugando al despiste en público, queda más que claro que los tortolitos se quieren y se adoran, y la confianza del uno en el otro es máxima ¡hasta para dejarse el coche!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad