El gran cambio en 'Cámbiame' de Bea 'La Legionaria'

La que fuera concursante de 'Gran Hermano 6' ha aparecido en la edición especial del programa de Telecinco para hablar de su nueva vida como pizzera y pedir un cambio de look, compitiendo sobre la pasarela con Yurena y Aran Aznar.

image
1 de 7
Un nuevo cambio VIP

A ‘Cámbiame’ le está resultando bien sorprender a la audiencia con su edición especial de los viernes, en la que ‘celebrities’ de los medios desfilan por la pasarela para convencer a los estilistas y lograr ponerse en sus manos.

Tras disfrutar del ‘gran cambio’ de Aramis Fuster y Julián Contreras Jr., Yurena, Aran Aznar y Bea ‘La Legionaria’ han luchado por convertirse en la nueva ‘VIP’ que logra cambiar su aspecto en el programa de Telecinco. ¿Quién se habrá llevado el gato al agua?

2 de 7
Yurena, no cambies

La primera en aparecer en plató ha sido Yurena, antes conocida como Tamara, quien asegura no saber nunca qué ponerse pese al cambio radical que ha pegado su vida desde que saltara a la fama con su archiconocido ‘No cambié’. “Hice un himno contra el cambio y hoy quiero destrozarlo”, aseguraba su frase de presentación.

“Aunque todos me conocéis, me voy a presentar. Soy Yurena, soy cantante”, con esta gran verdad ha comenzado la artista a relatar su gran problema. Sin embargo, los ‘coaches’ no han querido tocar ni un ápice su look, ya que todos piensan que es única. Tras probarse la chaqueta de Natalia, Tamara ha querido deleitar a los espectadores con el primer single de su nuevo disco, ‘Fine, Fine’. ¡Puro arte!

3 de 7
De nada le ha servido el apellido

La siguiente en cruzar la pasarela ha sido Aran Aznar, la mediática sobrina del expresidente José María Aznar. Con tristeza, la asturiana ha contado que desde que abandonó su trabajo como ejecutiva para dedicarse al mundo de la noche como relaciones públicas, su familia no acepta su manera de vestir, ya que piensan que va muy juvenil para su edad.

Ninguno de los tres estilistas han querido cambiar, recordándole Pelayo que tal vez su familia no es que no acepte su manera de vestir, sino su estilo de vida. Además, Aran, pese a que ha tenido que irse por la puerta de atrás, ha contado que en estos momentos intenta reorientar su vida y recuperar a sus hijos, quienes se han tenido que ir a vivir con su padre.

4 de 7
La vuelta a la tele de Bea 'La Legionaria'

La tercera ‘celebrity’ en luchar por el gran cambio ha sido Bea ‘La Legionaria’, una de las concursantes más recordadas de ‘Gran Hermano 6’. La exmilitar ha confesado que, pese a la gran popularidad que se granjeó en su día, abandonó los medios cuando vio que comenzaban a hablar de su hijo pequeño, dedicándose ahora a llevar una vida anónima mientras intenta sacar adelante a su hijo con la ayuda de dos trabajos.

“Soy Bea, me conocéis como ‘La Legionaria’, ahora trabajo en una pizzería”, ha comenzado diciendo la madrileña que participó en programas como ‘Gran Hermano’ o ‘Supervivientes’. “Tú fuiste una estrella de la tele”, le ha recordado Cristina, contestando Bea que “Sí, pero yo dejé la tele porque se metieron con mi hijo y con mi hijo no se mete nadie”.

5 de 7
Pelayo entra en la casa de Bea

El relato de Bea ha convencido a Pelayo, quien se ha ido a ver la casa en la que ahora vive ‘La Legionaria’. Muy modesta y contando tan solo con lo básico, la joven ha afirmado que en estos momentos tiene lo justo para seguir tirando, trabajando por las mañanas cuidando de una señora mayor y por las tardes en una pizzería, lo que le hace no tener casi tiempo libre para estar con su hijo.

Aunque estuvo 11 años trabajando en la tele, Bea no supo administrar el dinero, llegando ahora a la situación de estar pluriempleada. Buena muestra de este malgasto lo encontramos en la cantidad de zapatos que tiene, la friolera de 136 pares. Pelayo se ha quedado estupefacto ante lo mal organizada que tiene su colección de zapatos, llegando a no saber Bea dónde paran unos ‘Manolos’ que se compró en su momento de máximo apogeo. “Me he podido gastar 10.000 euros en zapatos”, ha confirmado ‘La Legionaria’.

 

6 de 7
El pelo no se lo toca ¡naaaadie!

Aunque Bea se ha mostrado muy calmada y centrada con respecto al recuerdo que tenemos de ella, la exmilitar tan solo se ha puesto nerviosa cada vez que Pelayo le insinuaba que le iba a cortar el pelo. “Yo vine con la condición de que no me cortaran el pelo”, ha recordado.

En plató, la esposa de su actual jefe ha indicado que es una trabajadora excelente, y que no sabía quién era cuando le hizo la entrevista hace ya un par de años. Eso sí, ha asegurado que acabó contratándola porque en la entrevista se mostró muy divertida.

 

7 de 7
El nuevo look de 'La Legionaria'

El gran cambio ha llegado y Bea ha aparecido a través de las puertas del programa con un look que pretendía dulcificar su aspecto y darle un toque de color. Pelayo se ha atrevido a cortarle un poco el pelo para dar paso a una melena con mechas rosadas. Además, ha apostado por un vestido amarillo combinado con unos botines con estampado floral y un collar de vistosas cuentas.

"Te he hecho un look limpio y sin prints que fuera fácil de ver", ha comentado Pelayo. Pese a sus dudas iniciales, ¡Bea ha quedado encantada con la transformación!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad