Se entrega el ladrón de los Goya: "Pensé que eran baratijas"

La gala de entrega de los premios Goya era todo luz y glamour... hasta que al día siguiente la organización tuvo que denunciar el robo de varias joyas por valor de unos 30.000 euros. El ladrón, un técnico de la gala, ya se ha entregado

image
1 de 10
El ladrón da la cara

Al final, parece que las mentiras (y la ocultación de la verdad en este caso) tienen las patas muy cortas, y si no que se lo digan hombre que ha sido detenido por la policía como autor del robo de las joyas de los Goya: un técnico de iluminación contratado para la ocasión que parece que decidió sacarse un sobresueldo...

El operario, de 50 años, decidió entregarse en la comisaría de San Blas con uno de los organizadores del evento, y es que los agentes ya sospechaban de él. Lo hizo por miedo a quedarse sin trabajo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Su versión: ¿unas baratijas?

El arrestado explicó a la policía que vio la puerta de la habitación abierta, divisó la caja de las joyas y, sin pensarlo, la vació y se las metió en el bolsillo: "Pensé que eran una baratijas", confesó.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Se asustó por el revuelo mediático

Sin embargo, no lo eran: al ver el revuelo que se montó, el trabajdor decidió contárselo a sus jefes, asustado, y entregarse. Al ser un hurto, ahora la cosa podría complicársele: podrían caerle entre 6 y 18 meses de cárcel...

El técnico quiso dejar claro que pensaba que era bisutería sin apenas valor, que eran regalos que se les habían hecho a los asistentes... pero no. ¡Menudo culebrón!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Así ocurrió

La cosa es que la noche de los Goya no todo fue el glamour y el brillo que todos esperaban. Aunque brillo hubo, y mucho, entre los actores y actrices que desfilaron por la alfombra roja, al final de la velada había un poquito menos, ya que cuando la organización se quiso dar cuenta ¡se habían esfumado las joyas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Larga lista de piezas prestadas

Fueron concretamente piezas de la firma Suárez valoradas en unos 30.000 euros. La marca de joyería aportó de manera gratuita una sortija, un par de pendientes, cuatro juegos de gemelos (entre los que estaban los del actor Dani Rovira) y uno o dos relojes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Adiós a las joyas

Las joyas se encontraban en una caja sin rotular, detrás de una televisión en una de las habitaciones del Hotel Marriott Auditorium (lugar de celebración de la gala), que se utilizaba para guardar ropa y objetos usados durante la gala.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Mucha gente entró y salió de esa habitación

Fueron el jefe de producción de la gala y al jefe de seguridad del hotel quienes pusieron a la Policía del distrito de San Blas en sobreaviso de la sustracción. Hasta ahora, los agentes barajaban que fuera un trabajador interno el que hubiera llevado a cabo este robo, ya que muy pocas personas conocerían el parecero de esta caja, aunque fueron unas cuantas las que entraron y salieron de esa habitación para coger y dejar material.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Muchos famosos lucieron joyas de Suárez

A pesar de que numerosas personalidades lucieron joyas de Suárez (Anne Igartiburu, Dani Rovira, Clara Lago, Anna Castillo, Anabel Alonso, Amaia Salamanca...), los denunciantes no supieron decir si las joyas fueron utilizadas por las estrellas durante esa noche o si eran 'sobrante' del préstamo que hizo la marca.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Investigación en marcha

Aunque la firma no ha querido dar declaraciones en ningún momento, y la Academia de Cine tampoco, bien es sabido que en muchas ocasiones la propia marca pone seguridad privada para cuidar las valiosas joyas y evitar este tipo de situaciones.

Así, no se guardaron ni en cajas fuertes ni bajo especiales medidas de seguridad. La puerta de la habitación no estaba forzada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Manos muy largas en los Goya

Sin embargo, las joyas no fueron lo único que desapareció esa noche: varios trabajadores de TVE denunciaron que de su material también "se esfumaron" varias cosas: dos objetivos, varias tarjetas de memoria, dos baterías de cámara, tapaderas, un flash y unas gafas, material que se encontraba, al parecer, cerca del escenario de la gala y, cuando fueron a recogerlo, ya había desaparecido.

De este marterial, sin embargo, no se sabe nada aún.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad