Gwen Stefani, día de atracciones con sus hijos

Montaña rusa, carrusel… los niños de la cantante se sintieron atraídos por todo y ella ¡les siguió el rollo! Porque Gwen, en el fondo, sigue teniendo una niña de 10 años dentro...

image
Una mami entregada

La cantante dejó por un día los escenarios y el plató de' The Voice' (donde ejerce de jurado junto a su nuevo amor, Blake Shelton) para dedicarse sólo a sus hijos, Kingston (de 10 años), Zuma (8) y Apollo (3), fruto de su matrimonio con Gavin Rossdale. Con ellos pasó un día de diversión en el parque de atracciones de Los Ángeles.

 

1 de 5
Parecidos razonables (y hasta dolorosos)

Los tres chavales se subieron en muchas atracciones, algunas en compañía de mamá. El más pequeño alternaba el carrito con saludos a los muñecos que habitan el parque, mientras que el mediano, Zuma, se atrevió a subirse a la montaña rusa él solito.

Y no es por ser malos, pero... ¿por qué el hijo mediano de Gwen da un airazo a Donald Trump?

 

2 de 5
Madre todoterreno

Mami tiró del carrito con el más pequeño entre atracción y atracción, y es que además de cargar con los tres niños, sacó energías para seguirles el rollo en las atracciones...

 

3 de 5
Buen rollito con la prensa

Gwen, que nunca tiene una mala palabra para la prensa, se fijó en que las cámaras les habían seguido hasta el parque y ella, lejos de enfadarse como sí hacen otras, mandó un saludito con el pulgar hacia ariba. ¡Qué maja!

 

4 de 5
¡Patataaaa!

El pequeño de los Rossdale, nacido junto a sus hermanos de la unión ya finiquitada de Gwen y Gavin Rossdale, se volvió loco con el pato Lucas, y la cantante, que se conserva súper ágil a sus 47 años, hizo fotos a diestro y siniestro. ¡Como cualquier madraza orgullosa de sus churumbeles!

 

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad