Paula Vázquez: “Congelé mis óvulos, pero ya no sé si quiero tener hijos”

Ha sufrido tres años de inactividad laboral y regresa para recuperar su puesto en la tele con la idea de que lo mejor está por venir.

image
Estreno

Se ha hecho de rogar y, al fin, Paula Vázquez regresa a la tele para ponerse al frente del reality El Puente, que se estrena en el canal #0 el lunes 29 y del que nos los cuenta todo. 

¡Ya tocaba!

Estoy muy orgullosa. Mientras lo grabábamos en la Patagonia argentina, no nos creíamos lo que estábamos haciendo. ¡Parece cine! Es tan bonito… Y eso que yo me uní al final del trayecto. 

1 de 6
Un reality diferente

¿Y eso?

Es que ellos llevaban ya dos años de preparación. En cuanto me lo propusieron no pude decir que no, y sé que va a gustar: un espacio de supervivencia ya cerrado, con 15 concursantes luchando para construir un puente y ganar 100.000 €. ¡El programa lo construyen ellos! 

Ya estás curtida en realities. 

Pues sí, y éste no hay que reactivarlo, como los que se emiten en directo, tiene un contenido diario. El Puente son sólo ocho capítulos y, al estar ya grabado, no se puede forzar nada.

¿Hay posibilidad de que haya un postprograma ?

No, para eso están ahora las redes sociales. Que los concursantes apechuguen con lo que han hecho, pero sé que van a estar contentos con el resultado. ¡Si es que después de esto me tengo que retirar! 

2 de 6
La televisión, su pasión

¿Retirarte? 

Es broma. Lo mejor está por venir. Todo lo que he hecho hasta ahora ha sido la preparación para que me llegue algo bueno. 

Explícate.

Llevo tiempo viendo que a los hombres, llegados a los cuarenta cuando se supone que ya tienes una credibilidad y no sé cuántas cosas más, les dan un prime time. En fin… En cualquier caso, a mí, que tengo 25 años de experiencia en este mundillo (empecé a los 16), la tele me sigue apasionando, no la cambiaría por nada, y siento que no he tenido que trabajar ni un día en mi vida. 

3 de 6
3 años de parón

¿Cómo han sido entonces estos años de inactividad?

La vida normal se me hace eterna porque yo vivía en los platós. Salí de casa a los 18 años, me fui a Madrid y no sé cocinar porque he comido de catering. Siempre he tenido programas diarios, entonces estos tres años…

Con tanta gente nueva en la tele, uno se preguntaba: ‘¿Dónde está Paula Vázquez?’

Les ha pasado a muchas, a Carolina Ferre o Belinda Washington, a la que adoro. También hay hombres que no están, aunque nosotras somos más. Y luego está el tema de la edad. Pero vamos a acabar con eso, seguro. Ahí están María Teresa Campos, Ana Rosa Quintana… Pero ellas son periodistas ¿y qué pasa con las presentadoras de entretenimiento, las que no tenemos una carrera? En España no hay una carrera para dedicarse a esto. 

4 de 6
Parejas secundarias

No tendrás carrera, pero tienes currículo televisivo.

Ya. No tener trabajo me afectó mucho: se me caía el pelo, no sabía vivir la vida normal. Si es que no estaba acostumbrada. Yo no salgo por las noches, no bebo alcohol, ni cuando era jovencita que ya estaba con el concurso 'El juego del Euromillón'. Y el que me quiera, que me quiera con todo (risas). 

Ante todo, humor.

Pues sí, es que estos tres años al principio fueron un shock total. Paré pensando que tenía que parar, poner los pies en la tierra y pensar en las raíces de una. Y a los 38 me dije: “¡Si no he pensado si quiero tener hijos!” Era algo que no me había planteado, que les pasaba a las demás. Y no sabía si tenía instinto maternal porque estaba pendiente de la audiencia. Y los churris han sido algo secundario. 

5 de 6
Sin ganas de niños

Y tomaste una decisión… 

Sí, vitrifiqué mis óvulos y me he quitado una mochila de la espalda. Pensaba que tenía que encontrar al hombre ideal, y ahora de repente creo que no quiero tener ni hijos, fíjate. 

¿Por qué?

Según van pasando los años cada vez tengo menos ganas, pero puede ser que mañana me enamore de un chico joven y quiera tener hijos y sea algo vital en su vida o en la mía. Pero si no me ha pasado ya… Yo, por lo pronto, ya he hecho mis deberes, he vitrificado mis óvulos para preservar mi maternidad, por si quiero usarla, y a mis 42 años digo: “Quiero ser mamá”.

Tus prioridades han sido…

Trabajo, después trabajo y luego trabajo. Y entremedias mi familia, que está estupenda. ¡Mi padre se ha casado hace poco! 

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad