Raquel Bollo: “No echo de menos los focos”

La ex colaboradora de 'Sálvame' nos abre las puertas de su casa y nos cuenta cómo vive ahora

Sitting, Clothing, Beauty, Model, Photo shoot, Leg, Thigh, Long hair, Blond, Photography,
1 de 7
Su marcha de la tele

El pasado noviembre dijo adiós a la televisión y, de momento, dice no haberse arrepentido de su decisión. Pero, ¿a qué se dedica ahora Raquel Bollo? ¿En qué emplea su tiempo? ¿Cuáles son sus planes profesionales? ¿Sigue enamorada?

Para que nos contestara estas preguntas y muchas más quedamos con la ex colaboradora de “Sálvame” en Sevilla, donde vive tranquila junto a sus tres hijos: Manuel, de 21 años, Alba, de 17 y Samuel, de 8.

Cuéntanos Raquel, ¿cómo es tu día a día sin la tele?

Muy parecido al día a día de antes, pero ahora es todo mucho más relajado. No digo más relajado porque trabaje menos, ¡trabajo y mucho! con la casa, los niños, la tienda… Pero antes, cuando iba a Madrid tenía que dejarlo todo resuelto aquí  y además tenía mucho estrés emocional. En ese sentido estoy más relajada.

¿No echas de menos el trabajo en “Sálvame”?

¡Sí, claro! No en sí el programa, o mejor dicho sus contenidos, pero sí el ir a Madrid, estar con mis compañeros, echarnos unas risas y, bueno, el tiempo que tenía para mí. Allí yo aprovechaba para ver a amigos, ir a la clínica Bruselas o reunirme con mis compañeros en La Muralla… 

¿Sigues teniendo contacto con tus compañeros?

Sí, y además recibo mucho cariño de ellos. Les echo en falta pero por otro lado he ganado la tranquilidad de no tener que hablar de temas que no quiero. Que aun así, después de irme he contestado si me han llamado porque no he cortado el cordón umbilical (risas). 

2 de 7
Sus ex compañeros

¿Y no tienes “mono” de hacer televisión?

No echo de menos los focos.

Decían que ibas a volver enseguida…

Yo me fui de “Sálvame” con las ideas muy claras y por la puerta grande. Mis compañeros me dicen que me echan de menos, que eso para mí es súper importante.

¿Tienes amigos en la tele?

Siempre digo que en la tele no hay amigos. Mis amigos son los que están fuera, los que conozco de años, con los que comparto mi día a día. Los de la tele son compañeros de trabajo y a algunos les quiero muchísimo. A otros, les tengo cariño. 

¿A cuál de tus compañeros echas más de menos?

A muchos, pero mira, a Belén, que el otro día estuvo en la tienda, a Gema López, que me ha ayudado mucho; a Kiko Hernández, a Terelu , que se puede confiar en ella porque es una tumba. Y a Mila, que aunque me haya matado con ella en plató, fuera siempre me ha valorado muchísimo. De Kiko Matamoros tampoco me puedo olvidar, ni de mis directores. 

3 de 7
Hasta que el dinero dure

¿Te has arrepentido en algún momento de irte?

No y no voy a volver mientras pueda vivir. Sólo volvería si necesito el dinero, sin duda. Si me reciben, claro...  

Imagino que económicamente te podías permitir dejar la tele.

Yo tenía una previsiones muy buenas, pero ahora estoy como una persona que tiene un trabajo y un sueldo. No más. 

¿Tu sustento es la tienda?

Sí, estoy centrada en ella y en mis cosas personales. Cuando no tienes mucho tiempo tienes que delegar y las cosas, a veces, no salen como tú quieres. Ahora me ocupo yo de todo. Además, soy imagen de una firma de calzado, Menorquinas. ¡Y estoy viviendo! 

¿La tienda te va bien?

Sí, no me puedo quejar. Tengo que luchar día a día porque hay mucha competencia, pero yo soy una curranta. No me asusta para nada trabajar. Otra cosa podrán decir de mí, pero que no trabajo, no. 

4 de 7
Su hijo, cantante

Comentaste en alguna ocasión que te gustaría estudiar diseño, ¿estás en ello?

Empecé con ello pero para eso también necesitas un respaldo económico y me lo ha quitado mi ex representante. Pero no pierdo la ilusión de hacerlo cuando pueda.  

Estás también muy centrada con tu hijo Manuel, que saca disco, ¿no?

Sí, estoy feliz. Ya tiene single, Me falta el aire, y en breve sacará el disco.

¿Y Alma?

Alma ha hecho la Selectividad y saca muy buenas notas. Estoy muy orgullosa de ella. 

Y luego tienes a Samuel, que tiene 8 años, ¿no?

Mi “salvaje”, como yo le llamo, porque llegó en una etapa de mi vida mucho más madura, y con dos hermanos mayores tiene caprichos por todos lados.

5 de 7
Estupenda

¿Te gustaría ser abuela?

¿Abuela? No, pero no por nada, sino porque quiero que mis hijos disfruten. Yo sé lo que es tener hijos muy joven y prefiero que vivan y hagan cosas antes. Todo lo que yo no he hecho, me gustaría que lo hicieran ellos. 

Cada día estás mejor, cuéntanos cómo te cuidas.

Cuido mi alimentación y demás, todas las mañanas quedo con un grupo de amigas y nos vamos a hacer algo de ejercicio por la orilla del Guadalquivir. Andamos 5 minutos y corremos otros cinco alternativamente. Este truco me lo enseñó María Patiño que es muy deportista. También hago electroestimulación. Ahora he cogido un poco de peso porque estoy más tranquila. Cuando tengo algo pendiente o un juicio, me pongo nerviosa y pierdo.

Hablando de juicios, ¿dijeron que Chiquetete podría ir a prisión? ¿Te da pena? 

No voy a decir nada de eso. 

¿Pero no se te remueve el corazón al saber que el padre de tus hijos podría acabar así por no pagarte la pensión?

Por mucho que insistas no voy a hablar del tema. 

6 de 7
Relación con la Pantoja

Bueno, pues vamos a hablar de Isabel Pantoja, ¿cómo es tu relación ahora con ella?

La última vez que la vi fue en su concierto en Barcelona. Se dio ese momento, teníamos que hablar y nada más. Cuando surja otra oportunidad nos volveremos a ver y punto. Ella tiene su vida, sus nietos, su historia y yo tengo la mía en Sevilla. Y ahora mismo no me muevo de aquí. 

¿Pero ya no hay nada que solucionar entre vosotras?

No, no hay nada que solucionar, aunque la relación no ha vuelto a ser la misma. 

¿Ya no es tan fluida?

No, evidentemente. Yo antes tampoco estaba todo el tiempo en su casa, pero iba, por ejemplo, en verano a pasar unos días a Cantora. Ahora mi vida está en Sevilla. 

7 de 7
Sin pareja

Oye, ¿dónde está ese novio francés tan guapo que tenías?

En Francia. (Risas). Se acabó la historia. Era un persona a la que estaba conociendo y no pudo ser. Mientras estábamos sin ningún compromiso funcionó, cuando nos planteamos dar un paso más, yo no estuve por la labor. Quería libertad.

¿No quieres pareja?

Ahora mismo estoy bien así. 

¿Qué tiene que tener un hombre para conquistarte?

Esta persona reunía muchas cualidades para ser el hombre de mi vida. Es una persona buena, me enseñaba cosas, me ayudaba… Pero a mí me paró el miedo al compromiso. Hay que estar enamorada, no ilusionada… Ahora estoy tranquila y lo que tenga que venir, vendrá. 

¿Te volverías a casar?

Si me enamorase, sí. Pero porque mi boda no fue la de mis sueños. Y me gustaría quitarme esa espinita. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad