Juan Avellaneda y Nieves Álvarez, vacaciones de lujo en un yate de 5 millones

El ex estilista de 'Cambiame' ha dejado su puesto en el programa con mucha pena... pero también mucha alegría por poder irse de vacaciones. ¡Y qué vacaciones!

image
Dos amigos bien avenidos

Así de relajaditos nos hemos encontrado al diseñador y a la modelo en Ibiza. Mientras a unos nos toca trabajar y seguir esperando a las vacaciones (o lamentarnos porque ya han pasado), ellos han decidido que ya está bien de currar por este año, por lo que se han liado la manta a la cabeza ¡y se han marchado a Ibiza! 

1 de 17
Vacaciones en Ibiza

Bien protegidos del sol, Juan y Nieves disfrutaron de unos diítas de relajación lejos del bullicio de la capital, aunque no estuvieron solos en el yate, ya que lo cogieron con unos cuantos amigos más.

2 de 17
Fotos a tutiplén

Nieves, que lleva el modelaje en las venas, no paró de posar ni en vacaciones, aunque esta vez por gusto y no por trabajo. Todo para seguir adornando su Instagram con fotos de lo más provocativas.

Aquí estaba el antes...

 

3 de 17
Un bronceado ''filtrado''...

...Y aquí el después. Juan hizo una estupenda fotografía que ella no dudó en publicar en Instagram... aunque, eso sí, habiéndole pasado unos cuantos filtros antes para salir aún más divina. ¡Te hemos pillado el secreto de ese "moreno tropical", Nieves!

Eso sí, no sólo nos ha impresionado el cambio de su tonalidad de piel, sino también el pedazo de yate que han cogido para surcar el mar Mediterráneo estos días...

 

4 de 17
¡Menudo 'yatazo'!

La firma Camper&Nicholsons International es la encargada de vender este maravilloso yate de 34'4 metros de eslora, aunque si por fuera es impresionante... ¡esperáos a verlo por dentro!

5 de 17
¡Qué envidia de cubierta!

En la web de la firma se anuncia que el Bertona (que así se llama el 'barquito') ha sido decorado en todo su interior por el diseñador italiano Salvagni Architetti, que no ha dejado ni un sólo rincón sin glamour, amén de la zona de la cubierta en la que hemos podido ver a Juan Avellaneda y Nieves Álvarez, ahora con mayor detalle.

 

6 de 17
Amplio salón

"La utilización de materiales como bambú, ébano pulido y roble blanqueado mate contribuyen a crear un diseño deslumbrante y muy elegante", reza en la página web. Y no es para menos: ¡menudo salón!

 

7 de 17
Comedor de lujo

El comedor, como se puede ver, tampoco se queda atrás...

8 de 17
Un dormitorio con todas las comodidades

¿Y qué hay de los dormitorios? "Su espaciosa distribución permite alojar ocho invitados en cuatro camarotes, incluyendo un camarote principal de matrimonio en la manga de la embarcación".

9 de 17
Baños de escándalo

Qué bien no tener que pelearse por el baño con este pedazo de servicio ¡con dos lavabos! Y atención a la ducha iluminada con efecto lluvia...

 

10 de 17
Amplia cubierta

Tal y como se explica en la web, "arriba en la cubierta, un amplio fly-bridge ofrece el lugar perfecto para relajarse mientras en la cubierta principal se dispone del espacio de comedor con una preciosa mesa de Saarinen y sillas de Mies van de Rohe". ¡Eso sí que es lujo!

Y claro, todo tiene un precio: ellos lo alquilaron por unos días, peor el yate realmente se encuentra a la venta por el "módico" precio de 4.950.000 euros. ¿Alguien nos extiende un cheque, por favor?

 

11 de 17
Nieves, bien rodeada

Entre los amigos con los que Nieves y Juan se fueron de vacaciones, se ecnotnraba también José Carlos García Molina, responsable de Comunicación de las bodegas Marqués de Murrieta.

 

12 de 17
Risas y confidencias junto al mar

Con él, Nieves tiene una especial relación de amistad, ya que estuvieron bromeando y sacándose fotos durante toda la tarde...

 

13 de 17
¡Al agua patos!

Tanto era así, que Nieves, ni corta ni perezosa, empujó a su amigo al agua mientras ella ¡se partía!

 

14 de 17
''¡Oh, vaya...!''

Luego vino la cara de "oh, vaya. ¡La que he liado!". Su amigo, sin embargo, tampoco podía parar de reír desde el agua...

 

15 de 17
Juan, reportero vacacional

Juan, por su parte, fue el 'reportero gráfico' de la tarde, ya que se dedicó, cámara en ristre, a inmortalizar estas estupendas vacaciones...

 

16 de 17
Toma falsa número 37...

Eso sí, en el 'proceso de producción' de las fotos, todo fueron risas y gritos, ya que para montarse ambos en la tabla de surf ¡sufrieron de lo lindo por no caerse al agua!

 

17 de 17
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad