Anabel Pantoja amenaza con dejar Sálvame: "No vuelvo"

La colaboradora no ha aguantado más la presión que ha sufrido estos días en el programa por parte de algunos de sus compañeros, sobre todo Kiko Hernández, con el que terminó 'tarifando'...

image
1 de 10
Un reencuentro muy tenso

Anabel Pantoja ya está harta. Si este miércoles Kiko Hernández la ponía de vuelta y media criticando cómo negaba bombazos y exclusivas que luego resultaban ser verdad sobre su familia, el jueves ambos coincidieron en el plató y pudieron verse las caras para dejarse las cosas muy claras... y la prima de Chabelita no salió muy bien parada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
''Sólo pido respeto''

"¿Cuántas tardes me he callado por no tener enfrentamientos con vosotros? Que aquí se pone a parir a mi familia y yo estoy aquí delante. Ni la cúpula ni nadie frena. Y no me pongo a llorarte y decir no digas esto. Sólo pido el respeto… que ahora que si como, que si digo una cosa, que si otra…", criticaba Anabel ante todos sus compañeros.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Anabel explota: ''No vuelvo''

Sin embargo, Pantoja no tardó en saltar tras haber escuchado todo lo que dijo Kiko Hernández y, al borde de la lágrima, sentenció: "Si no estáis cómodos porque estoy aquí, no vuelvo. Que si no os apetece ver a una persona con las piernas cruzadas, no vuelvo… dime las pautas que debería seguir. ¿Qué pautas tengo que seguir yo?", gritó.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Matamoros: ''Antes de mentir, opta por el silencio''

Entre sus compañeros, unos eran más críticos y otros más criticones: "Si la mienten qué va a hacer", apuntaba Lydia Lozano sobre las versiones que recibía Anabel de su familia. "Antes de mentir, opta por el silencio", concluía Kiko Matamoros.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Anabel, ¿se hace la víctima?

Kiko Matmaoros, por su parte, no pudo aguantar que Anabel "fuera de vícitima", y se lo dijo abiertamente: "Bien está que vengas aquí a hacer el trabajo que te permitan, pero venir aquí a victimizarte… que conmigo has sido muy desagradable. Pero venir a decir pobrecilla… tú tienes un chollo tremendo", explicaba.

"Vienes y no das información, te dedicas a negar, tu trabajo es negar lo que se diga de tu familia. Tienes el trabajo más cómodo de los que estamos aquí. Vas de corderito degollado", explotó el colaborador, dejando a Anabel KO en el ring en el que se había convertido el plató de Sálvame.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Negar y negar

La sobrina de Isabel Pantoja, queriendo ser muy sincera, reconoció que tenía que haberse mantenido al margen en lugar de negar cosas que luego se habían confirmado, asumiendo su culpa, pero también dejó claro que nunca hablaría o confirmaría una intimidad de su familia, como la operación gástrica de Kiko Rivera, de la que dijo que era "algo que tiene que confirmar él".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Anabel abandonó el plató por la tensión

Sin poder mediar más palabra, Anabel se levantó de su sitio dispuesta a abandonar el set: "No me apetece que digan… no estoy llorando… no pasa nada… antes de estar ahí llorando prefiero estar aquí. Me incomoda que estén incómodos conmigo. Yo no voy a estar incomodando a nadie", expresó ya con la puerta abierta a punto de irse, aunque Paz padilla corrió en su búsqueda...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Kiko, ¿jugando con el puesto de trabajo de Anabel?

"Si aportas o no aportas, si dices o no dices... eso es algo que tiene que decidir la cúpula, y ya está", le transmitió la presentadora para tranquilizarla, pero Anabel no atendía a razones: "A mí mis compañeros siempre me han tratado bien, no puedo tener nada en contra. Pero que cuestione Kiko Hernández… siempre ha defendido que no se puede jugar ni con el pan ni con el trabajo de nadie. Pues yo hoy me estoy sintiendo así y eso es triste…", respondió.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Al final, Kiko rebajó la tensión

El aludido no tardó en abandonar su sitio para ir en busca de Anabel y tratar de calmar la situación: "En mi vida jugaría con tu pan, nunca. No soy nadie para decir quién tiene que estar. Estaría bueno. Además, a mí Anabel me cae bien. Simplemente que cuando desmiente una información sienta mal, porque hay mucho trabajo detrás".

Al final, Anabel volvió al plató con la tensión más relajada tras hablar con Kiko Hernández: "Tú y yo empezamos mal, luego bien, y en un íntimo que te hacen, tú, por las informaciones que he lanzado, dices que soy un buitre... te molestarán ciertas cosas y a mí me molesta que creas que soy un buitre, pero participamos en el mismo trabajo", aclaró él.

¿Volverán a tener la misma relación de siempre o continuará la tensión...?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Hicieron las paces con un bocadillo de Nocilla

Paz Padilla, por su parte, lanzó la pregunta al aire de si la audiencia quería que Anabel siguiera en el programa y, tras un sondeo, la mayoría de los televidentes votaron que sí, así que ¡Anabel se queda! Una buena noticia a un drama que Kiko y Anabel zanjaron comiéndose un sándwich de Nocilla... ¡así cómo no iban a hacer las paces!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad