Aitor Trigos, ex presentador de Cuatro y A3, desvela su drama: "Me quedé en la puta calle"

El guapo presentador, que lo tuvo todo a principios de los 2000, vio cómo poco a poco se fue quedando sin trabajo hasta alcanzar una situación límite que ha durado hasta hace bien poco...

image
1 de 8
El drama de Aitor Trigos

Que uno un día esté en la cresta de la ola -profesionalmente hablando-, no significa que al día siguiente vaya a seguir estándolo. Y si no que se lo digan a Aitor Trigos, antiguo presentador de éxito de Cuatro y Antena 3, que un buen día vio que dejaron de llamarle... hasta caer en el ostracismo y vivir un drama personal por todo lo que ello conlleva.

Así lo ha confesado en una entrevista exclusiva en 'El Confi TV', donde ha sacado a relucir su pasado de éxito, pero también las luces y sombras de la fama, el dinero y las amistades en televisión.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
El banco le quitó la casa

De hecho, la parte más amarga de dejar los programas de éxito que presentó vino en el plano personal, ya que, según asegura, se quedó "en la puta calle" después de que el banco le expropiara la casa, lo que le ha hecho arrastrar una situación límite que le dura hasta hoy, ya que, según él, el dinero se acabó, pero sigue pagando a Hacienda.

"No supe asimilar lo que me estaba pasando", confiesa en la entrevista, por lo que asume su parte de la culpa y, a día de hoy, dice vivir con gran paz interior: "si sale algo, bien, y si no también".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Así es Aitor ahora

La imagen de Aitor a día de hoy dista mucho de la de entonces: su cuerpo tonificado y cara de niño bueno ha dado lugar a un hombre hecho y derecho, curtido por los disgustos, algunos kilos de más y canas propias de la edad, y es que ya tiene 41 años, 16 más de los que tenía cuando debutó en la televisión tras hacerse con el título de Mister Valladolid y Mister Turismo en 2001.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Viviendo un nuevo y modesto resurgir

La situación se le fue tanto de las manos que terminó afectando a su relación, que acaba de dejar tras divorciarse: "soy una persona libre", comenta, y añade que es ahora cuando se ve más centrado en el plano personal.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Amistades peligrosas

Por otro lado, Trigos dice que asume "la mayor parte de la culpa" en loq ue le ha pasado, y que no ha visto "manos negras", ya que fue él el que nupo gestionar el dinero y la fama, aunque sí culpa a las compañías que tenía entonces, ya que todos eran "amigos" de la televisión, a los que reconoce que nunca pudo llamar tal cosa: "Esa gente no te pone los pies en el suelo, te los pone la gente que de verdad te quiere", reconoce, en un periodo en elq ue sufría loq ue él llama una "borrachera profesional", aunque ahora, con los palos de la vida, sí se ha rodeado de buenas personas que le han ayudado, sobre todo de su familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Fue un niño mimado de la tele

Además de varios concursos de premios, Aitor tocó techo trabajando codo con codo con la fallecida periodista Concha García Campoy, en 'Las mañanas de cuatro', donce asegura que firmó "contratos millonarios": "Yo era un niño muy joven que no conocía el mundo y, de repente, me encontré con que ganaba muchísimo dinero".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Estuvo a punto de volver a la televisión

Por su parte, Aitor intenta volver a la televisión, pero no por la fama, sino porque es el medio en el que realmente se encuentra a gusto y que, al fin y al cabo, lo que quiere "es trabajar": estuvo a punto de presentar 'First Dates', formato que finalmente se terminó quedando Carlos Sobera, y también estuvo negociando su entrada en Supervivientes, pero esas negociaciones no terminaron con un contrato porque no le quisieron, aunque dice que no le importaría volver a la televisión con el formato del reality a pesar de su mala fama: "No tengo problema en hacer algo en donde al fin y al cabo mantenga mi ética", explica, siempre y cuando no le guionicen o le obliguen, por ejemplo, a discutir por subir la audiencia...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Remontando poco a poco

De momento, parrece que la televiisón le rehúye, aunqu eél no pierde la esperanza. Eso sí, también ha visto cumplido otro sueño en medio de tanto oleaje profesional: está trabajando en la obra 'Gestos', con la que ha redescubierto otra de sus pasiones: actuar, además de colaborar con un programa de la televisión local, por lo que ahora ha trasladado su residencia a Alhaurín de la Torre (Málaga), donde vive muy a gusto cerca del mar. ¡Esperemos que pronto vuelva a resurgir!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad