Aitor Trigos se confiesa: "Hacía pasar un buen rato a señores"

El presentador ha visitado el plató de 'Sálvame' para narrar el drama que vivió durante muchos años: de estar en el Olympo de la televisión a perderlo todo y ver su casa embargada. 

image
1 de 14
Con más fuerza que nunca

Aitor Trigos triunfó como presentador en televisión a principios de los 2000. Sin embargo, su éxito despareció de la noche a la mañana y nunca más regresó a la pequeña pantalla.

Ahora, años después y recuperado de su drama personal, Aitor visita 'Sálvame' para contar su historia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Compraba el afecto

Aitor trabajó con grandes de la televisión como Concha García Campoy y hubo un tiempo en el que las cadenas se le rifaban. Pero todo cambió y pasó de tenerlo todo a verse solo y arruinado.

Como ha contado, se marchó muy joven de su casa por problemas familiares, en los que no ha querido entrar. Ha explicado que como tenía carencia de afecto lo "compró" ya que quería tener contento a todo el mundo por miedo a la soledad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
'Lo derroché todo'

"Lo derroché todo. Gané mucho dinero, y ahora estaría fenomenal. Ganaba unos 2/3 millones de euros y los malgasté", ha confesado.

Además de este derroche y de sus problemas personales, avaló a un amigo y como no pudo hacer frente a la deuda "el banco me bloqueó las cuentas". 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
No se autocompadece

No obstante, el presentador se niega a echarle la culpa a otros ya que "no quiero autocompadecerme". 

"He tocado fondo" porque "me iba engañando con el dinero, me cegó".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
El peor momento de su vida

Pero todo fue a peor cuando al llegar un día a su casa se la encontró con la puerta abierta y precintada: le habían embargado por no pagar.

"Tuve que sacar mis pertenencias personales en una hora. Fue el peor momento de mi vida. Estaba solo, no me daba tiempo y no paraba de llorar", aclara muy triste. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Hizo cosas de las que no se siente orgulloso

En una situación económica muy precaria, Aitor se vio obligado a acudir a cenar bajo pago con gente que no conocía: "Lo pasé muy muy mal. La primera vez fue muy dura".

Llegó a este punto después de mucho tiempo intentando regresar a la televisión y encontrar trabajo, entre otras cosas como dependiente en tiendas de ropa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
'Vivía en una casa de adultos en Panamá'

"Vivía en una casa para adultos en Panamá. Hacía pasar un buen rato a señores", ha confesado. En esta situación estuvo dos años, aunque de ellos un año y media fue fuera de nuestras fronteras.

Le ha contado a María Patiño que la casa se encontraba en una conocida zona de Madrid donde ella tomaba café a menudo con Aurelio Manzano. Aitor, para que no le vieran porque le daba mucha vergüenza, se escondía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
Fracasó en el pasado

Viendo las imágenes de su pasado en televisión asegura verlo "en tercera persona". En los vídeos ve a un chico que "fracasó en la administración de su vida".

A pesar de todos los problemas, afirma no sentirse "un juguete roto de la televisión porque me lo dio todo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Un nuevo amor

Ahora Aitor ha pasado página y ha encontrado la paz y la tranquilidad en su pareja, Carlos, bailarín de profesión. Lleva con él 10 meses y viven juntos en Málaga.

El joven ha confesado que conoce todo el pasado de su novio y que no le importa: "Es uno más en la familia. Valoro a la gente a nivel humano. Lo que le pasó fue porque le falló sentirse solo y ser muy joven".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Muy emocionado

Ante las bonitas palabras de Carlos, al presentador se le han saltado las lágrimas. Su pareja ha sido su salvación ya que ahora "tengo una familia de verdad" que le ha devuelto las ganas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
¿Tiene una cara B?

Sin embargo, y como suele ocurrir, han salido a la luz otros testimonios que ponen en tela de juicio la historia narrada por Aitor.

Uno de ellos es el que cuenta su exmarido, Alejandro, que ha asegurado a Kiko Hernández que "tiene una cara B". Versión que Aitor niega rotundamente. Asegura que no va a hablar mal de nadie a pesar de que "fue una relación tormentosa".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Más críticas

Al parecer un excompañero de piso llamado Carlos desmiente también la historia contada por el presentador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
¿Un mal compañero?

Pero su exmarido y su excompañero de piso no son los únicos que critican a Aitor.

Según María Patiño, compañeros del presentador aseguran que en el pasado se rodeaba de gente de "tu altura" y despreciaba a otros. Afirmanción que Trigos también ha negado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Nuevo comienzo

Ahora toca mirar hacia delante después de "encontrarse con uno mismo". Confiesa que tiene la conciencia muy tranquila ante las personas de su pasado que salgan a la palestra a hablar de él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad