Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Hilary Duff, mamá cañón en Malibú

La cantante presume de cuerpo en la playa junto a su hijo.

1 de 5
Con Luca y un amiguito

Hilary Duf sigue inmersa en sus vacaciones tras haber pasado una larga temporada grabando y rodando. 

La  ex estrella de Disney aprovecha todo el tiempo libre del que dispone para estar con su hijo Luca y en esta ocasión, madre e hijo pasaron un divertido día en la playa de Malibú con un amiguito.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Menudo tipazo

La cantante estuvo muy pendiente de los dos niños y no pararon de jugar en la orilla. Hilary, llevaba un biquini negro que resalta su saludable cuerpo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Relajada y natural

La cantante disfrutó de su día en la playa y estaba muy guapa y sonriente y aunque el día no estaba soleado, ella y su hijo estuvieron jugando en la orilla. 

Hilary dio muestras de tener un cuerpo tonificado y en forma.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
En el punto de mira

A principios de agosto la cantante fue centro de atención porque hubo medios amarillistas y críticos  en Internet que la acusaban de haber descuidado su físico.

La respuesta de Hilary no se hizo esperar y publicó una imagen en su perfil de Instagram en la que aparecía de espaldas y con su hijo en brazos.

En ella se aprecia su cuerpo tal y como es, celulitis incluida.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Reivindicativa con la belleza real

Su respuesta fue contundente: "Mi cuerpo me ha dado el mejor regalo de mi vida: Luca, de cinco años. Voy a cumplir 30 años en septiembre y mi cuerpo está sano y me lleva a donde tengo que ir", explica en una entrada en la que también pide a las niñas, mujeres y madres de todas las edades que estén orgullosas de sus cuerpos y que no pierdan el tiempo deseando "ser diferente o perfectas".

Duff estaba disfrutando de unas vacaciones con su hijo después de una larga temporada de rodaje y, por cómo acaba su mensaje (Besadme el culo), no le dio mucha importancia a esos "haters".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad