Paz Padilla: así consiguió superar su doloroso divorcio

La conductora de 'Sálvame' quiso desvelar cómo fue el proceso de su divorcio, en el que lloró lo que no está escrito... y ahora ha contado cómo consiguió remontar tras tocar fondo en el amor

Hair, Face, Eyebrow, Cheek, Facial expression, Nose, Hairstyle, Lip, Chin, Blond,
1 de 8
La tristeza que esconden tras los escenarios muchos humoristas

Como una Magdalena. Así lloró este jueves Paz Padilla en el programa 'Sálvame' que ella conduce. La presentadora soltó la lagrimita al vovler a acordarse de Chiquito de la Calzada al ver un vídeo que el programa había montado sobre la tristeza que esconden tras los escenarios muchos humoristas...

 

2 de 8
La pena de Chiquito de la Calzada

El recién fallecido cómico recordaba en 2012 cómo se había tomado las uvas para despedir el año 2011, en el que había fallecido su mujer, Pepita: "Me comí mis uvas y las suyas".

 

3 de 8
Lágrimas por Chiquito

Tras el comentario de Chiquito en el vídeo, Paz Padilla no pudo evitar agachar la cabeza para intentar esconder, sin éxito sus sollozos: "Ay, no puedo... Joe... otra vez... no sabía que salía Chiquito en el vídeo...", expresaba.

 

4 de 8
''Estaba muy triste''

"Él no tenía depresión, pero estaba muy triste porque había perdido a su Pepita", contó Paz, antes de recordar cómo ella también había pasado malísimos momentos en los que no podía dejar de trabajar haciendo reír a otros.

 

5 de 8
Su ex la dejó en 2003

La presentadora no dudó en recordar su divorcio de Albert Ferrer, con el que estuvo casado entre 1998 y 2003, y con el que tuvo a su hija, Anna.

6 de 8
Tocó fondo en el amor

Aquel fue un proceso durante el que sufrió mucho: "Yo creo que no está reconocido el trabajo del humorista como en otros países. Ser humorista es reconocer que es una persona inteligente, capaz de crear humor. Yo recuerdo que me había dejado mi marido hacía dos días, y yo me fui a Valencia y no podía subirme al escenario. Yo lloraba, y lloraba...", recordó.

 

 

7 de 8
''Me secaba las lágrimas, se abría el telón... y me olvidaba''

"Yo vuelvo al teatro porque necesito las tablas. Necesito el contacto con el público porque es lo más maravilloso del mundo, pero también fue muy duro", apuntó Paz antes de añadir: "Me acuerdo que en Valencia, que estaba toda la semana contratada allí, yo le decía a mi mánager: 'Yo estoy bien'. Me secaba las lágrimas, se abría el telón... y me olvidaba. Ya era la Paz Padilla del escenario".

8 de 8
''Este hombre no me quiere, pero el público sí''

Eso sí, la tristeza de muchos humoristas tras las tablas la conoce sólo su entorno más cercano: "Terminaba la obra, recibía los aplausos y me iba otra vez a llorar. Pero puedo reconocer que mi psicólogo eran los aplausos del público, porque yo decía: 'A mí el público me quiere. Este hombre no, pero el público sí'".

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad