Tamara Gorro, preocupada al manchar durante el embarazo

La youtuber no gana para disgustos: a pesar de seguir a rajatabla los consejos de su médico y estar en reposo absoluto para no provocarse el parto, ha vuelto a manchar...

image
1 de 9
Corriendo al hospital otra vez

Tamara Gorro no gana para disgustos: si hace tan sólo una semana estuvo ingresada por riesgo de que se le adelantara el parto más de lo normal, ahora la youtuber ¡ha tenido que volver al hospital!

A pesar de que tenía una visita programada para ver cómo iba todo, el día anterior por la noche, a las 20:30, se dispuso a salir corriendo, y es que se encontraba fatal...

 

2 de 9
Todo se adelante

"Mañana tenía médico, pero voy a ir ahora. Son las 20:30 y voy a ir al hospital de urgencias. He notado que he manchado un poquito marrón y ya sabéis cómo es esto: siempre que tengamos cualquier síntoma que desconozcamos, hay que ir", explicaba ella con toda naturalidad.

 

 

3 de 9
Nuevo susto

Además, señalaba: "Voy a ir a ver al doctor, que yo creo que va a estar todo perfecto. Pero así una se queda más tranquila", dijo la mamá novata en esto del embarazo.

 

 

4 de 9
De la ceca a la meca

El pobre Ezequiel siempre anda de la ceca a la meca con Tamara, y es que esta está teniendo un embarazo algo complicado, desde las náuseas (que le duraron hasta pasado el ecuador del mismo) hasta estos pequeños episodios, en los que les toca salir corriendo cada dos por tres: "Estás hartito ya, ¿no? De la guerra que te estoy dando...", le preguntó ella, pero él, muy compresivo, le respondió con cierto tono sarcástico: "Al contrario, me encanta...".

5 de 9
La imagen del bebé antes de dar a luz

Tras hacer una ecografía en 4D en la que ya se puede ver la carita del bebé, los futuros papás se quedaron encantados: todo estaba estupendo y Antonio dormía plácidamente en el líquido amniótico... y con un pie en la cara. ¡Les va a salir contorsionista el niño!

6 de 9
Pruebas y más pruebas

A pesar de que todo parecía estar correcto, el doctor de la clínica de Tamara quiso cerciorarse de que todo estaba perfecto como para poder volver a casa: "El médico me va a hacer una prueba que me dijo que nunca me iba a hacer", expresó algo nerviosa.

 

7 de 9
''La bolsa está perfecta''

La primera consistía en tomar una muestra de la placenta para ver que todo estuviera en orden: "Esto es negativo, y eso quiere decir que la bolsa está perfecta".

8 de 9
Más reposo

La segunda es ya más que conocida para todas las embarazadas: los monitores. Efectivamente, también estaba todo correcto, para descanso de Tamara y Ezequiel Garay, así que ¡ya se podían ir a casa!

Eso sí, la ex superviviente tenía que guardar otra semana más de absoluto reposo bajo amenaza de que cualquier movimiento puede elevar la fuerza de las contracciones.

9 de 9
''No me puedo fiar de este granuja''

Lo que Tamara tiene claro es que no quiere fastidiarlo todo en la recta final del embarazo: quiere que el bebé pase el máximo tiempo posible en la barriga hasta que llegue el momento del parto, aunque no sólo depende de ella...

"Obviamente no me puedo fiar de este granuja, porque pega una patada, como su padre con esa piernaca que tiene, y me rompe la bolsa. Entonces ya tengo su bolsita preparada y ahora tengo que preparar la mía, porque a la mínima... tengo que salir corriendo", contó en su último vídeo. ¡Qué estrés!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad