María Lapiedra y su marido, unidos por su hija

La todavía pareja tuvo que hacer el papelón de familia perfecta para acompañar a su hija a la función de Navidad del cole. ¡Menudas caras! 

People, Human, Photo caption, Event, Fan, Crowd, Facial hair, Beard,
1 de 6
Juntos por la niña

¡El momentazo fue de traca! Mark y María tenían la función de Navidad de su hija Martina y no les quedó otra que ejercer de familia feliz. 

2 de 6
Matrimonio roto

Para más inri, la fiesta se celebró el martes 19 de diciembre, justo el mismo día en que la rubia entró en Sálvame para confesar que su matrimonio estaba roto: “Mark y yo nos vamos a separar”, soltó entre lágrimas. 

3 de 6
Llegaron juntos

La todavía pareja llegó en el mismo coche y no se dirigió la palabra en ningún momento.

La cara de María era un poema: sin gota de maquillaje y con unas ojeras hasta los pies. 

4 de 6
Futuro al lado de su amante

 Normal, la chica está superada: su historia se ha convertido muy merecidamente en el culebrón del año.

La ex actriz porno tiene claro que su futuro está junto a Gustavo, aunque la pobre está flipando con la tibia respuesta del que ha sido su amante bandido durante ocho años: “He roto mi vida por él y ahora ni siquiera sé si quiere vivir conmigo. Me siento más sola que nunca”, confesó rota y después de sufrir un ataque de ansiedad en Telecinco.

5 de 6
Dos hijas en común con Mark

Después de la función, Mark y María se montaron en el coche con Martina, la hija de ambos.

Tienen también a Carlota, que nació en 2015. 

 

6 de 6
Calma para los suyos

Tras destapar el pastel de su relación clandestina con María Lapiedra, el paparazzi y colaborador de televisión quiere volver a la tranquilidad. ¿Lo conseguirá?

“Quiero dejar de tener que mirar para abajo, de avergonzarme”, explicó en su programa. Gustavo, sin ganas de entrar en detalle, pidió respeto para los suyos: “Necesito tranquilidad para los míos. Nada más. Mi entorno lo está pasando mal.”

Gustavo también está superado y quiere dejar de hablar de lo suyo con María Lapiedra: “Se me está acabando la paciencia. No quiero exponer cada cosa de mi vida”, explica. Su chica, mucho más expresiva, le dijo en una carta: “Te amo como nunca”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad