Lewis Hamilton humilla a su sobrino en público por disfrazarse de princesa

Finger, Cap, Gesture, Headgear, Technology, Facial hair, Thumb,
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hamilton mete la pata

Penosa. Así es como se puede calificar la última actuación de Lewis Hamilton en las redes sociales. Concretamente en su Instagram Stories, donde sometió a su sobrino a un escarnio público por disfrazarse de princesa.

 

Descontento con el look de su sobrino

El niño, de apenas 5 ó 6 años, había pedido de regalo navideño un vestido rosa de princesa, y con el que se le veía de lo más feliz (varita cde corazón incluida). Sin embargo, el piloto de Formula 1 no vio bien que hubiera recibido este regalo: "Estoy muy triste ahora mismo, mirad cómo se ha vestido mi sobrino", anunciaba mirando a cámara.

 

''¡Porque me gusta!''

Al darle la vuelta a la cámara del móvil se podía ver a us sobribo, feliz cual perdiz, con su vestido. "¿Por qué has pedido un traje de princesa por Navidad?", preguntaba molesto el piloto. "¡Porque me gusta!", respondía un inocente niño.

Tildado de homófobo

A pesar de las risas de tío y sobrino, el mosqueo del piloto era patente con su última frase, a gritos, tal y como se puede ver en el vídeo más abajo: "¡¡Los niños no llevan vestidos de princesa!!".

Tuvo que pedir disculpas

En un momento en el que la fluidez de géneros etá tan presente en la sociedad, Hamilton ha metido la pata hasta el fondo: las redes sociales se le ecaron encima acusándole de homófobo por no dejar a su sobrino ponerse lo que le viniera en gana, mientras que los medios de comunicación lo calificaron sin miramiento como lo que era: "humillante".

Viendo que no tenía otra salida, el piloto tuvo que pedir disculpas a través de Twitter: "Mis más profundas disculpas por mi compòrtamiento, ahora que me doy cuenta de que no es aceptabla para nadie, y da igual de donde seas, marginar o estereotipar a nadie", escribía en Twitter.

''Espero poder ser perdonado''

Y continuaba: "Siempre he apoyado a cualquiera por vivir su vida como quiere, y espero poder ser perdonado por este lapsus de juicio", decía tras un episodio en el que las verdaderas personas a elogiar son los padres del pequeño por dejarle vestirse como quiere.

 

Angelo Adkins, hijo de Adele

El sobrino de Lewis Hamilton no es el único que está creciendo completamente libre de las imposiciones sociales de género. Ya la cantante Adele dejó (y continúa haciéndolo) a su hijo, Angelo, vestirse de princesa en una visita a Disneyland el año pasado.

 

Shiloh Pitt-Jolie

También Shiloh Pitt-Jolie, hija de Brad Pitt y Angelina Jolie, ha sido un referente a la hora de actuar y vestirse como uno quiere, y sobre todo sus padres, que nunca le han impuesto nada en cuanto a su vestimenta o comportamiento.

 

Jaden Smith

El hijo de Will Smith, Jaden, puede presumir de haber tenido una infancia y juventud lejos de los prejuicios: no duda en pintarse las uñas, ponerse faldas o ropa de etiquetada como de mujer en general. De hecho, ya soprendió (para bien) al mundo al protagonizar una campaña de moda femenina de la firma Louis Vuitton.

 

El hijo de Jonny Johansson

Menos conocido (hasta hace un año) era el hijo de Jonny Johansson, propietario de la marca Acne Studios: con tan sólo 11 años protagonizó una campaña para la marca de su padre subido a unos tacones y con bolso sin ningún tipo de prejuicio.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad