Alessandra Ambrosio luce bikini y cuerpazo impresionantes en Brasil

Hay algunas que no conocen las palabras "operación bikini", porque ellas están de toma pan y moja todo el año. Como Alessandra, que ha huído del frío ¡para refrescarse en la cálida Brasil!

image
1 de 8
Mamá sexy

La modelo de 'Victoria's Secret' Alessandra Ambrosio (36) es de esas mujeres que demuestra que cerca de los 40 también se puede estar estupenda y con un cuerpo de infarto, y si no lo creéis, atención a estas fotos de la 'top' pasando unos días en las playas de Brasil remojándose en el mar y aprovechando que allí es verano. ¡Las hay con suerte!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Todo en su sitio

El día de Alessandra fue de lo más productivo, y es que entre comer, nadar, jugar con sus hijos y mirar que tuviera el culo en su sitio (que lo tiene. Vaya si lo tiene...), ya echó la jornada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Muy pendientes de sus churumbeles

La modelo estuvo muy pendiente de sus hijos en todo momento, y cuando veía que se iban demasiado lejos, como cualquer otra madre, de vez en cuando les pegaba un grito para que se acercaran, y es que las corrientes son muy traicioneras...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
¡Quieto 'parao'!

A pesar de todo, tanto ella como sus pequeños -Anja Louise y Noah Phoenix- se lo pasaron en grande tratando de saltar las olas... e intentando no morir en el intento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Rauda y veloz con sus hijos

Para más tranquilidad de no perder a sus hijos entre las aguas de Brasil, Alessandra estuvo rápida y fue rauda y veloz a por la tabla de corcho, y así tratar de mantenerles a flote...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
No les quitó ojo

Eso sí, Alessandra, como buena madre que es, no les quitó ojo en todo el día.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Bien de carne

Tanto estar pendiente de los niños al final, y todas lo sabemos, termina danod hambre, así que ella, que está de vacaciones y se lo puede permitir, se metió unas brochetas entre pecho y espalda que se quedó más ancha que larga.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
A dos manos

Y ya que vamos de perdidos al río ¿por qué no pimplarse unos cócteles a pie de playa? Si fue rápida para agarrar a sus hijos entre las olas, más lo fue para pillar las bebidas ¡a dos manos! Eso sí que es desconectar...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad