La dramática reaparición de El Yoyas tras su detención: "No sé si tirarme por el balcón"

Después de haber sido detenido por presuntos malos tratos, Carlos Navarro ha publicado un vídeo recitando una lacrimógena poesía que podría ser interpretada como un mensaje final...

1 de 7
¿Qué le pasa a 'El Yoyas'?

Si hace apenas un par de semanas nos enterábamos de que Carlos Navarro 'El Yoyas' era detenido en Gran Canaria por presuntos malos tratos, esta vez no tenemos noticias mejores, y es que, desde entonces, apenas se ha sabido nada de él... hasta ahora, que ha reaparecido en las redes sociales de la manera más dramática posible.

2 de 7
Tiempo de reflexión

El ex gran hermano ha tenido mucho tiempo para pensar y reflexionar, y ahora todos esos pensamientos han salido en forma de poesía que él mismo ha recitado, grabado y colgado en sus redes sociales, tal y como informa Kiko Hernández en su blog 'El confesionario de Kiko'.

3 de 7
''Mi eterno sueño, vuestra eterna pesadilla''

El vídeo, de lo más lacrimógeno, relata cómo ha sido su experiencia y cómo ve el futuro... y es de lo más negro con frases como "en la soledad de mi habitación había un ganador discutiendo con un perdedor. El problema es que sólo estaba yo. No sabía si hacerle caso a mi cabeza o escuchar a mi corazón, si tirarme a la vecina o tirarme por el balcón" o "Vuestro presente, mi futuro. Mi eterno sueño, vuestra eterna pesadilla".

 

4 de 7
Sus fans, consternados

Carlos se ha sincerado y se ha abierto en canal con una dramática poesía con la que ha despertado a sus seguidores, donde unos le piden que piense, recapacite y que no se tire por el balcón y otros tratan de culpar a Fayna de contar mentiras (que habrían dado lugar a la detención de El Yoyas).

5 de 7
''Ando perdido''

En su recital, Carlos dice sentirse pisoteado y perdido: "Yo no soy tan malo. Yo no soy tan bueno. Pocas veces el primero y no sé si loco o cuerdo. No soy un inmenso mar. No soy un caudaloso río. Sólo un pisoteado charco, a veces odiado y otras querido, que cuando se seca queda en el olvido. Vivo buscándome mientras ando perdido. Pienso y sólo recuerdo el olvido. Ando y no hago camino".

 

6 de 7
''De vuestro padre, que os quiere''

"Vuestras penas, mis espinas. Vuestras vidas, mi alegría. Nacidos para vivir, vivimos para morir, no sin antes amar y sentir. Creedme y nunca moriré. Recordadme y siempre existiré. Amadme y no me adoréis. Valoradme y no me juzguéis. Vivid y no me olvidéis. Buscadme y me encontraréis. Llamadme y acudiré. Pero soportad sin dolor la enorme frustración de hablarme y que no conteste, de abrir los ojos y dejar de verme, de vivir y no tenerme. De vuestro padre, que os quiere", termina recitando en un punto en el que parece que se le van a saltar las lágrimas y que no nos gusta un pelo. ¿Será ésta una despedida?

7 de 7
Se lanza a cantar

Al final, Carlos Navarro se lanza a cantar unos últimos versos que podrían ir destinados a la madre de sus hijos: "Al caer la noche miraré al cielo buscando ese hueco dejado por ti. Y es que no me creo que tú seas esa. No puedo entender que seas ella. Y al abrir los ojos decoraré el cielo esperando que vuelvas de nuevo a ti y que no me trates como a un personaje de uno de esos libros que te gusta escribir", sentencia.

Esperamos que tan sólo sea una tierna poesía y no un dramático mensaje con final fatal...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad