Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Lorena Castell la lía en 'El Hormiguero'

Frank Blanco, Lorena Castell y Quique Peinado se enfrentan a las preguntas más indiscretas de Trancas y Barrancas.

1 de 10
'Zapeando' en 'El Hormiguero'

El pasado jueves, 'Zapeando' asaltó el plató de 'El Hormiguero'. Frank Blanco y dos de sus colaboradores más queridos por la audiencia, Lorena Castell y Quique Peinado, acudieron al programa presentado por Pablo Motos para hablar de su experiencia al frente del programa de la sobremesa de La Sexta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Lorena fingió un desmayo para conocer a Alejandro

Lorena Castell, fiel a su estilo desenfadado, estuvo muy participativa y habló de su admiración por Alejandro Sanz, llegando a confesar que una vez fingió un desmayo durante un concierto para estar más cerca de él.

"Era lo típico de que era imposible pasar adelante y como veía que a las desmayadas las pasaban para adelante, pues yo también quería", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Agradecido con el cantante

En ese momento, Motos recordó un bonito gesto que tuvo el cantante con él cuando murió su padre, que coincidió el mismo día de una de las visitas de Sanz a 'El Hormiguero'.

"Alejandro vino antes de tiempo solo para ayudarme. Estaba desolado", explicó. "Hizo él el programa, estaba entregadísimo. Me invitó a tomar un vino, me dijo una cosilla y se lo agradeceré siempre".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Blanco, humillado por 'fofo'

Al hablar con Blanco, Pablo Motos no pudo más que recordar la portada de la revista Men's Health que protagonizó en 2012 y en la que aparecía con camiseta, ya que no había conseguido llegar al objetivo propuesto en el reto.

"Esa portada no fue tan portada, fue una humillación tremenda", explicó el presentador de 'Zapeando'. "Juro que yo quería quitarme la camiseta, pero al parecer no se había logrado tener una tableta para rallar tomate… Me quedé tocado porque me esforcé muchísimo. Lo pasé putas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
El indiscreto test de Trancas y Barrancas

Además, los tres invitados y Motos se sometieron a uno de los temidos cuestionarios de Trancas y Barrancas. En 'El test de las cosas ilegales que, por supuesto, ya no hacéis', las hormigas han retado a los invitados a responder a preguntas comprometidas en las que su imagen podría salir un poco dañada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Ladrones de chuches

Los cuatro reconocieron haber robado alguna chuchería en la típica tienda de golosinas. "¿Y quién no?", se preguntaba Blanco. "Lo peor es que yo tan solo lo hice una vez y me pillaron. Luego fueron a contárselo a mi madre. A partir de ahí, siempre he sido honrado".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Fascinados con los vasos

Quitando Pablo, el resto ha robado alguna vez un vaso en un restaurante porque en ese momento le pareció el "mejor vaso del mundo". "Desde aquí animo a la gente a no hacerlo. En mi bar tengo unos vasos muy monos y no me gusta que se los lleven… ¡Cada vez hay menos!", dijo Castell.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Los maravillosos lápices de Ikea

Las hormigas también quisieron saber si alguna vez habían utilizado su fama para conseguir artículos gratis a cambio de promocionarlos en las redes sociales. Quitando Motos, que no tiene Instagram, el resto se declararon culpables del delito.

Además, todos confesaron haberse llevado un puñado de lápices de Ikea por el simple hecho de que son gratis. "¡Pues duran mogollón!", afirmó Blanco. "Yo, como buen catalán, me los he llevado y los he gastado todos". Por su parte, Peinado reconoció haber provocado 'un desfalco' de mantas a Iberia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Problemas con la Policía

Al hablar de si alguna vez la Policía había tenido que ir a sus casas por estar haciendo una fiesta especialmente escandalosa, Peinado quiso contar su historia.

"Lo mío es peor. Una vez celebré un cumpleaños en mi casa y una de mis amigas se quedó encerrada en el baño. Llamé al cerrajero y como me quería cobrar 500 euros, yo y mis amigos decidimos echar la puerta abajo a patadas y hachazos. Ningún vecino llamó a la Policía, así que se lo agradezco desde aquí", recordó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Buenos pagadores

Al menos, todos ellos son buenos pagadores, ya que ninguno ha hecho alguna vez eso de estar en un restaurante e ir al baño en el momento que traen la cuenta para así intentar escaquearse de pagar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad