Laura Matamoros se lleva el peor susto de su embarazo

La ganadora de GH VIP 4 desvela que ha pasado la peor noche de su vida, además de contar lo que ha engordado en estos meses y lo que pesa ya su bebé

image
Con el 'tembleque' aún en el cuerpo

La hija de Kiko Matamoros no está pasando por su mejor momento. Laura ha pasado la que dice ser la 'peor noche de su vida', y no es para menos: de 7 meses, ¡pensaba que se había puesto de parto de repente! Así lo ha contado en un vídeo que realmente acongoja... mientras le echa la culpa a su churri, Benji Aparicio, que dice ¡que no movió un dedo mientras ella se moría de dolor!

 

1 de 7
''No paraba de moverse el niño''

"He pasado la peor noche del embarazo... por no decir la peor de mi vida. He dormido 3 horas porque no sabéis qué dolor de tripa... bueno... yo creo que eran contracciones porque se me ponía la tripa súper, súper dura y no paraba de moverse el niño. Unas patadas que no eran normales", comienza contando Laura en su último vídeo para 'Inside Laura', su canal en MTMad.

 

 

2 de 7
''¡Imagínate si me pongo de parto!''

Por si hubiera tenido poco con los dolores que no le dejaban dormir ("He dormido 3 horas", contaba), su novio tampoco hizo mucho por calmarla o estar a su lado en un momento tan estresante: "Encima Benji, que le tenía aquí al lado, no hacía nada. Sólo dormir. Le despertaba y le decía que me dolía la tripa, y me contestaba 'duérmete y mañana vamos al médico'. ¡Pues imagínate si me pongo de parto! No me ayudaba nada, la verdad...". Vamos, que el chaval ¡se ha cubierto de gloria!

 

3 de 7
''Benji no me hacía ni caso''

Al final, todo quedó en un susto... pero uno de los buenos: "Esta mañana me he ido a urgencias y me ha tranquilizado un poco la doctora, pero lo he pasado tan sumamente mal... me han surgido tantas preguntas...", decía todavía con el 'tembleque' en el cuerpo.

"En ese momento ya no tenía contracciones y me hizo una revisión normal, pero la noche que yo había pasado no era normal. Me dijo que no me preocupase, que podía pasar, y que estando de 7 meses como estoy yo, te puedes poner de parto en cualquier momento, entonces estaba ya histérica... y el que tenía ahí detrás no me hacía ni caso", apostillaba refiriéndose a su chico. Menos mal que ha sido una falsa alarma...

4 de 7
No quiere ni verse en el momento de dar a luz

"La doctora me hizo otra prueba, que son los monitores. Una prueba muy mona, porque escuchas los latidos del bebé", añadía Laura antes de continuar con su fatíduca noche: "En el momento que fui ya estaba todo dentro de la normalidad. Y el niño, que pesa 1 kilo y 300 gramos... no me quiero imaginar dentro de 2 meses cuando dé a luz... y lo que me va a pesar la barriga", se lamentaba.

 

 

5 de 7
Ha engordado 15 kilos: ''La gente es muy desagradable''

El problema también no es que engorde el niño, sino los kilos que ha cogido ella: ¡nada menos que 15! Algo que no le quita el sueño, pero sí le molesta que se metan con ella: "Estoy embarazada, ¿qué queréis?", dice un poco harta.

"En la revisión, pues hablamos de mi peso... mi santo peso. Llevo más de 15 kilos, sí. Lo pregunté porque últimamente estoy viendo en las redes sociales que la gente se mete mucho con lo hinchada que estoy. Pues los he cogido y los perderé cuando nazca el bebé, aunque sí me parece que la gente es muy desagradable", se quejaba, como es normal.

Aún así, y aunque come de todo, sí ha dado algunos truquitos para alimentarse bien durante el embarazo y engordar lo justo: "Es verdad que últimamente me sacio enseguida. Como verdura, kéfir, batidos de frutas, bebo mucho té... aunque algún antojito también entra. Pero como de todo".

6 de 7
Su mayor preocupación: ¡la bolsa del bebé!

Con todo lo había pasado, cuesta creer cual fue, en aquel momento una de sus grandes preocupaciones, y no era otra ¡que la bolsita del bebé! "Me puse histérica, que digo 'en el momento en el que yo me ponga de parto y le diga a Benji que me tiene que hacer la canastilla...'. Es que no sabe, el pobre. La tengo que hacer yo y me voy a tener que poner ya. Me entró un agobio alucinante".

 

"También me pregunté si estas cosas al bebé le afectan... y realmente me afectan más a mí que a él. Mirad la cara que tengo yo. El bebé está perfecto", contaba, mientras seguramente el crio ya estuviera durmiendo a pierna suelta. "Lo importante es estar tranquilos, y si pasa que te pones de parto... pues ya está, no pasa nada. Te atienden los médicos perfectamente".

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad