Gustavo González pasa por 'Cámbiame' ¡y este es el resultado!

El colaborador y paparazzi ha decidido romper con su antiguo estilismo para ser un nuevo Gustavo y estar a la altura de su flamante novia. ¿Os gusta?

image
1 de 8
Así llegó Gustavo

Gustavo González llegó este lunes a 'Cámbiame' dispuesto a dejarse en las manos de los estilistas. El colaborador de 'Sálvame' quiere romper con el pasado y presentar una nueva imagen ante todos, mucho más moderna y a la alttura de su churri, María Lapiedra. Así llegó al taller antes de someterse al cambio de Cristina Rodríguez y Moncho Moreno.

2 de 8
Cristina empatiza con Gustavo

Gracias a una entrevista previa, Cristina pudo conocer mucho mejor a Gustavo, y donde antes veía un personaje de televisión más, la estilista se ha dado de bruces contra la realidad, y es que es una persona de carne y hueso como ella: "Estoy empatizando mucho con Gustavo", señalaba después de que él dijera cosas como "Parece que he dado pie a todo esto. He estado con pocas mujeres en mi vida", le decía tras las últimas informaciones vertidas sobre su supuesto pasado mujeriego.

3 de 8
María, a su lado

Hasta allí, además, llegó María Lapiedra, su actual pareja, dispuesta a apoyarle en un momento tan emotivo como este: su ruptura con el pasado para mirar fijamente al futuro junto a ella.

 

4 de 8
''Nunca he mirado mi imagen''

"Me da respeto venir. Nunca he mirado mi imagen. Me corto a mí mismo el pelo", aseguraba Gustavo, y es que su estilo se podría definir con tres palabras: camiseta, vaqueros y chupa de cuero.

 

5 de 8
''No me cuido nada''

Además, dejaba claro que físicamente está como está por dejadez: "Cuidarme, no me cuido nada", afirmaba. Nada que ver con el Gustavo del pasado, del que decían que, de más joven, lucía hasta tableta.

6 de 8
Está dolido

Por otro lado, Gustavo no está contento con el momento que está pasando. A pesar de poder vivir su amor libremente tras dejar a su mujer, mediáticamente está agotado y ha terminado estallando: "Me he convertido en un punto o dos de audiencia", señaló, dolido. Pero, aún así, no quiere cambiar las cosas hablando aún más: "Hay cosas que me he guardado y que harían entender un poco más la historia".

 

7 de 8
''Se acabó el Gustavo pasivo y complaciente''

Dispuesto a cambiar radicalmente, empezando por fuera, también piensa hacerlo por dentro: "Voy a dar un golpe en la mesa. Se acabó el Gustavo pasivo y complaciente", afirmó muy seguro de sí mismo.

 

8 de 8
¡Su gran cambio!

Tras salir por la puerta del cambio, Gustavo pudo verse en el pantallón, bastante contento con el cambio a pesar de que Pelayo Díaz le había dicho que parecía "Míster Potato": sin canas, con gafas y con un estilo de lo más moderno. ¿Os gusta el cambio interior y expterior del colaborador?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad