Kim Kardashian se arrepiente de su tratamiento de belleza más radical (y asqueroso)

La estrella televisiva tiene muchas cosas de las que arrepentirse (además de sus estilismos de hace años), pero esta sí que no nos la esperábamos...

image
¿De qué se tiene que arrepentir Kim Kardashian?

Cuando una es una estrella mundial, parece que todo le sale bien y que todo es maravilloso y estupendo en su vida. Sin embargo, nuestras celebrities también son humanos y, por tanto, también tienen cosas de las que arrepentirse.

Una de las últimas en mostrar ese arrepentimiento ha sido Kim Kardashian, que se ha arrepentido, ni más ni menos, que de un tratamiento que se hizo y que fue de lo más comentado...

 

1 de 5
Se arrepiente, pero con un ''pero''

Quien más y quien menos ha visto la famosa imagen de Kim Kardashian con una mascarilla hecha con su propia sangre. Según contó entonces Kim, el tratamiento era antiaging y provocaba unos resultados inmejorables. Entonces, ¿por qué se arrepiente?

Lo cierto es que, como ahora reconoce en su página web, a ella no le sirvió para nada, y a pesar de que dice arrepentirse, defiende que, quien quiera, se lo haga si le va bien.

2 de 5
Pagar 750 dólares ¡para sufrir!

Kim nos metió por los ojos, por aquel entonces, la famosa mascarilla de sangre, el milago 'anti-aging' para unas, una asquerosidad para otras, pero una cosa está clara: no era nada barata, ya que el 'vampire facial' (que así se llama) cuesta unos 750 dólares, puesto que la sangre hay que tratarla para volver a inyectar el plasma y que, de esta forma, el organismo lo interprete como una lesión y "corra" a crear colágeno para repararla, haciendo que la piel luzca más joven y luminosa.

Teniendo en cuenta lo que cuesta y lo doloroso que es (Kim, al estar embarazda por aquel entonces, no pudo utilizar la crema anestésica), a nosotras no nos sale a cuenta...

3 de 5
No se ha demostrado su eficacia

Ella, además, defiende que tiene "beneficios para la piel" aunque es una técnica muy abrasiva, y a pesar de que varios estudios han demostrado que este tratamiento no sirve para frenar u "ocultar" el envejecimiento de la piel.

Nosotras, por otro lado, nos quedamos con esta mascarilla de aguacate, manzana y patata que lució en otra foto, y que luce infinitamente menos dolorosa (y, si te entra hambre, siempre te la puedes comer).

4 de 5
Siempre bella

Kim, por otro lado, siempre ha negado haberse operado nada, aunque sí se hace sus retoquitos con bótox o lo que toque. Entre eso, los hilos tensores, los otros 'taitantos' tratamientos que se hace y las cremas de 400 euros que se compra (o, mejor dicho, que le envían las marcas), ¡normal que la 'reina del contouring' esté siempre perfecta!

 

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad