Kiko Hernández y Nuria Bermúdez: así fue su noche de pasión

Una cena, una proposición indecente, unas copas en casa de ella y, de repente, dos cuerpos entrelazados...

image
1 de 9
Una tarde muy revuelta

Se tornaba una tarde "tranquilita" para Kiko Hernández en ‘Sálvame’. Él llegaba, 'as usual', bien nutrido de información sobre las andanzas de Gustavo González y sus supuestas amantes, una de ellas Nuria Bermúdez. Lo que no esperaba es que se diera la vuelta a la tortilla y Gustavo, en vez de defenderse, le atacara insinuando ‘cosillas’ sobre su vida sentimental.

2 de 9
'¿Montajes yo?'

¿El bombazo? El paparazzi señaló a Kiko como víctima de un montaje en el pasado. Y que fue precisamente con Nuria Bermúdez, cuando ambos trabajaban en Crónicas Marcianas. 

Eso sí, el colaborador de ‘Sálvame’ dejó claro no haber pasado por el aro: “"unca he vendido un montaje, nunca en mi vida".

3 de 9
Así comenzó todo

Nunca hubo montaje. La cronología de los hechos fue más o menos así: sale de Gran Hermano y comienza su andadura en uno de los programas con más éxito del momento, el capitaneado por Sardá. Como la fama de Kiko va ‘in crescendo’, intentan llevarle al lado oscuro.

4 de 9
Kiko, ¿víctima de un engaño?

Es entonces cuando un mediático chófer (ejem, ejem) junto a un paparazzi, le ofrecen hacer un montaje con Nuria Bermúdez –quien saltó a la fama por airear sus siete (guiño, guiño) con Antonio David Flores, ex marido de Rocío Carrasco–. Kiko se niega en todo momento. No es de hacer montajes. Todo lo contrario: no puede cuidar más su vida privada.

5 de 9
Sólo pasó una noche

Precisamente para acallar las acusaciones de montajista, Kiko, siempre tan reticente a hablar de su vida privada, confesó su affaire con Nuria en pleno Sálvame: “Yo en 2002, cuando salgo de Gran Hermano, me enrollo una noche con Nuria Bermúdez. Una noche. No más”, zanjó. 

6 de 9
Los dos acabaron en casa de ella

Y sí, amigos, sabemos qué pasó, cómo continuó aquella noche de, como diría Shakira, “puro, puro chantajeee”. Nos ponemos en situación: Kiko y los susodichos se van a cenar por ahí. Horas más tarde, llega ‘NuriaBer’. Y, entre traguito y traguito de ‘agua con misterio’ -que el ‘happy hour’ ha hecho mucho daño-, catapum: acaban en la casa que por aquel entonces tenía Nuria en la Calle Ibiza, en Madrid.

7 de 9
Acabaron por los suelos...

El momentazo de pasión les pilló en plena cocina. Bermúdez se abalanzó sobre Kiko y, claro, con tanto morreo para arriba y para abajo, la cosa acabó con la agente de la FIFA y el colaborador rebozados por el suelo...

8 de 9
Al final no pasó nada

Sin embargo, Sentimos cortaros el rollo pero hasta ahí llegó el tema. Vamos, que no hubo final a lo 'Cincuenta sombras de Grey'.

9 de 9
¿Homosexual? Ni confirma ni desmiente

Y, aunque mucho se ha especulado sobre la orientación sexual del colaborador de Sálvame, es un hecho que, como él mismo confesó en una entrevista en exclusiva a la revista Diez Minutos, le hace gracia: "Me divierte jugar con ese tema. Hubo un tiempo en el que me hizo daño. Ya no. Ahora me gusta crear expectación al respecto".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad