Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez se escapan a Ibiza

La pareja ha dejado a sus tres niños pequeños en casa y ha disfrutado de un día en aguas del Mediterráneo junto a Cristiano Ronaldo Jr. y unos amigos.

image
1 de 5
Un respiro junto al mar

Cristiano Ronaldo no estaba convocado para el partido de su equipo, el Real Madrid, frente al Celta de Vigo en el Santiago Bernabéu debido a una lesión. El delantero sufre un esguince en el tobillo derecho y ha decidido tomarse un respiro junto a su novia, Georgina Rodríguez, y su hijo mayor, Cristiano Jr. 

El lugar elegido para descansar ha sido Ibiza y los tres han viajado durante el fin de semana dejando a los tres hijos menores del futbolista en casa.

 

2 de 5
En alta mar

El mismo sábado, el delantero, su primogénito y su chica disfrutaron de un relajado día en la isla navegando a bordo de un yate con dirección a Formentera. Los fotógrafos pudieron captar a la pareja y al pequeño llegando a la playa y subiéndose a la embarcación junto a algunos amigos. 

 

3 de 5
¿Reunión de negocios?

Se trata de la familia Matutes, quienes están ayudando al portugués a invertir en algunos negocios situación en Ibiza. Son los mismos socios que junto a Pau Gasol, Rafa Nadal y Enrique Iglesias forman parte de Tatel Restaurants, la misma en la que Cristiano entró a formar parte el verano pasado.

 

4 de 5
No sin Jr.

El futbolista llevaba una sudadera negra, con la capucha sobre la gorra y gafas de sol para tratar de que los paparazzis no le fotografiaran. Por su parte, Georgina lució un vestido negro minifaldero y cazadora vaquera. El pequeño Cristiano Jr. llevaba una toalla de piolín con capucha. Y es que, aunque las temperaturas ya son más agradables, aún no ha llegado el calor para quitarse la manga larga.

 

5 de 5
Un caballero

Tras navegar un rato, Cristiano y sus acompañantes pararon para comer en un chiringuito que hay en Formentera en primera línea de playa. Se subieron a una pequeña embarcación que les trasladó hasta la orilla y el deportista se mostró pendiente de Georgina, a la que cogió con su mano por encima del hombro. 

Sin duda, se levantó aire y Ronaldo también abrazó a su hijo en la zodiac que les devolvió de nuevo al yate, viendo que, al igual que Georgina, el pequeño tenía frío.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad