El antes y el después de María Patiño: todas sus operaciones y retoques estéticos

La presentadora de Telecinco siempre ha confesado que tiene pánico a cumplir años, y por eso no ha parado de hacerse cambios en la cara y el cuerpo ¡hasta parecer otra persona!

María Patiño
Gtres

Cuando una trabaja en televisión de cara al público, los retoquitos están a la orden del día: que si bótox, que si ácido hialurónico, que si tratamientos, que si me quito de aquí, que si me pongo en el otro lado... todo es poco para estar siempre perfecta delante de las cámaras, y María Patiño es una buena abanderada, desde hace unos años, de la cirugía estética y los retoques, y es que de un tiempo a esta parte ha modificado su rostro y su cuerpo prácticamente al completo...

María Patiño de joven antes de sus operaciones y retoques
Gtres

El pasado de María Patiño

Quizá mucha gente no se acuerde, pero no, no os estamos tomado el pelo: la persona de la foto ES María Patiño en el año 2001. María empezaba a despuntar en la televisión con programas como 'Sabor a verano', y por aquel entonces era una joven pizpireta que aún tenía mucho que aprender... como un estilo más propio de la tele. Su pelo por aquel entonces era absolutamente salvaje, y su cara, natural como la vida misma, no tenía ni un ápice de retoques ni maquillaje... algo que no tardaría en cambiar.

1 de 7
María Patiño, el antes y el después
Gtres

Cambió de look cuando empezó la fama

Ya en 2004, María empezó con la vida loca de la tele y cambió de estilo: un tono de piel más moreno, maquillaje, asistencia a eventos, mechas en el pelo... y probablemente algunos tratamientos para mantenerse guapa, pero aún sin retoques más serios.

2 de 7
María Patiño, el antes y el después
Gtres

Estrella de photocalls

En el año 2007, María ya era conocida en toda España por sus colaboraciones en '¿Dónde estás corazón?', junto a otros grandes de la tele como Chelo García Cortés, Mariñas o Jaime Cantizano, presentador del espacio.

Fue entonces cuando empezó a apostar por looks más explosivos, con amplios cardados, un nuevo color de pelo, y los primeros retoques: levantamiento de cejas para abrir la mirada, rellenos de arruguitas, desaparición de las bolsas y unos labios más carnosos.

3 de 7
María Patiño, el antes y el después
Gtres

Loca por el bronceador

Hacia 2009 y 2010, María ya había perdido algunos de sus rasgos naturales y, sobre todo, su color natural de piel. El pelo dejó de estar asalvajado tras conseguir domárselo a base de secadores y planchas, y su rostro, más cuadrado antaño, empezaba a ovalarse al rebajar el prominente mentón que tenía y rellenar los pómulos.

4 de 7
María Patiño, el antes y el después
Gtres

Pánico a envejecer

María nunca ha escondido que le gustara la cirugía estética, aunque tampoco ha ido contando abiertamente lo que se ha ido haciendo. Lo que sí ha confirmado muchas veces es que no le gusta cumplir años, así que los retoques son el pan nuestro de cada día en su vida.

Desde hace unos años, sus pómulos han ido aumentando profusamente hasta otorgarle una cara algo más angulosa, igual que la blancura de sus dientes (que, como se puede ver en esta foto, antes tenía algo más marrones por su afición al tabaco), aunque lo que más variado ha sido la nariz: en el año 2013 se realizó su primera rinoplastia, y quedó encantada porque le había quedado súper natural... aunque, con los años, volvería a retocarla.

5 de 7
María Patiño, el antes y el después
Gtres

Más operaciones al canto

Desde aquella rinoplastia, Patiño le cogió el gustillo a verse como ella quería, y otra de las cosas que le preocupaba era el pecho: apenas podía llegar a una talla 90, así que en el año 2017 decidió volver a meterse en el quirófano para aumentarlo.

Además, en el año 2018, también quiso someterse a un lifting cervical para olvidarse de las 'carnes colganderas' tras y las arrugas del cuello tras perder algunos kilos... y oye, le quedó niquelado a juzgar por la siguiente foto...

6 de 7
María Patiño, el antes y el después
Gtres

Una nueva María

Ya en el 2019, la colaboradora es una persona nueva con respecto a 20 años atrás, y no sólo por sus operaciones: es megafan del deporte (lo practica todos los días) y sigue una dieta de lo más sana, lo que sin duda ha ayudado a mejorar el aspecto de su piel, aunque una ayudita con bótox, vitaminas y ácido hialurónico no le ha venido nada mal.

Eso sí, los cambios no tienen pinta de parar aquí: el pasado mes de mayo se sometió a un nuevo retoque de nariz para levantar la punta y reducir el bulbo, y hace tan sólo unos días sorprendía con un corte de pelo que le favorece y rejuvenece muchísimo. ¿Qué te parece este nuevo cambio de look?

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad