Renée Zellweger: así ha cambiado a lo largo de su carrera

De derrochar frescura y ternura, pasó a encabezar las galerías de horrores de la cirugía estética. La actriz se marcó un ‘Bridget Jones’ en la vida real desfigurando su imagen a golpe de pinchazos

renée zellweger antes y ahora, así han cambiado su cara y su estilo en su carrera
Agencias

Renée Zellweger puede tener una amplísima carrera, sin embargo, por suerte o por desgracia para ella, si decimos su nombre lo primero que se nos viene a la cabeza (a nosotros y a todos) es 'Bridget Jones', si bien la actriz, que nació en Texas en 1969, ha ganado una buena ristra de galardones por otros importantes papeles: apareció en 'La matanza de Texas: la nueva generación' en 1994, y desde ahí su carrera fue subiendo como la espuma hasta que el personaje de la periodista más desastrosa de la historia llamó a su puerta: Bridget le hizo estar nominada al Óscar por primera vez en su vida en el año 2002 en la categoría de 'Mejor actriz', pero no sería hasta 2004 cuando subiría al escenario a recoger una estatuilla, y lo hizo como 'Mejor actriz de reparto' por 'Cold Mountain'. Ganó por segunda vez por el peliculón 'Judy' en 2020, pero también tiene en su casa 4 Globos de Oro, 4 premios del Sindicato de Actores y 2 premios Bafta.

Su vida profesional es brillante, aunque la personal no tanto, porque parece que todas sus parejas le han salido rana: Cuando despuntó en la Meca del cine, estuvo un tiempo con Jim Carrey. También se la relacionó con el músico Jack White, pero el que le llenó el corazón de verdad por primera vez fue el también músico Kenny Chesney. Con él se casó, pero a los 5 meses partieron peras y se divorciaron. Y aunque muchos no se acuerden, también tuvo un corto idilio con Bradley Cooper, pero aquello no funcionó. La cosa parecía que con el cantante Doyle Bramhall II iba a salir genial porque estuvieron mucho tiempo desde el año 2013... pero en 2019 también cortaron. Ahora, Renée disfruta de la soltería.

Aunque, sin duda, lo que tiene mérito es repasar su vida en looks: Renée fue una de las caras más frescas de Hollywood en los años 90 y principios de los 2000, pero con 'Bridget Jones' le llegó el estrellato y le costó quitarse la imagen de 'chica desastre'. Por eso, en cuanto podía, perdía los kilos que debía ganar para el personaje y se hacía un impactante cambio de look para distanciarse lo máximo posible de Bridget, y es que no hay nada peor en Hollywood que encasillarse. Aún así, a partir del 2011 su imagen empezó a caer en picado: el trabajo empezó a escasear, y la llegada de los 40 fue una verdadera crisis para ella: empezó a hacerse retoques que no le sentaban nada bien, pero gracias a su resurgimiento con la tercera película de Bridget Jones (2016) y 'Judy' (2020), ha vuelto a ser la que era (también retocada, pero con un mejor profesional): fina, elegante, sonriente y llena de frescura. ¡Cómo la echábamos de menos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Renée Zellweger en 1995
renée zellweger en 1995
Agencias

¿A que no sabías que tuvo su primer papel en ‘La matanza de Texas: la nueva generación’? Pues sí, Renée era la adolescente rubia y mona que siempre está en peligro en las pelis de terror. Como curiosidad, el maníaco que la perseguía era un jovencísimo Matthew McConaughey. Y quizá por ese comienzo, en los posados que protagonizó a los veintipocos siempre aparecía como pidiendo perdón...

Renée Zellweger en 1999
renée zellweger en 1999
Agencias

Perdonada, eran los 90. Se llevaba el pelo ‘frito’ y Renée se apuntó a la tendencia. Pero, como se dejó mechones lisos y ese flequillo mini, el resultado suponemos que no fue el que esperaba. O sí...

Renée Zellweger en 2000
renée zellweger en 2000
Agencias

Y llegó ‘Bridget Jones’ y se comió a Renée. ¡Qué mofletes, qué lozanía! La actriz tuvo que engordar varios kilos para dar vida a la periodista más desastrosa de la historia, con su melenita por los hombros y sin maquillaje.

Renée Zellweger en 2001
renée zellweger en 2001
Agencias

Tenía 32 años. Había ganado su primer Globo de Oro por ‘Nurse Betty’, estuvo nominada al Oscar por ‘Bridget Jones’ y había vuelto a su peso. Se dejó crecer su melena rubia, la peinaba con ondas ligeras y solía ser la más guapa de la fiesta.

Renée Zellweger en 2003
renée zellweger en 2003
Agencias

Y vuelta a empezar... Tuvo que inflarse a donuts para rodar la segunda parte de la periodista solterona. Y no se lo pensó dos veces, aunque llegó un momento que estaba que se salía...

Renée Zellweger en 2004
renée zellweger en 2004
Agencias

De las pocas veces que la artista ha decidido cambiar su color de cabello. La verdad es que le quedaba muy bien con su clarísimo azul de ojos y su piel de porcelana. Le quitaba años, aunque se nos daba cierto aire a Nicole Kidman...

Renée Zellweger en 2010
renée zellweger en 2010
Agencias

Guapísima, con un corte bob que le quedaba muy bien y el cabello más platino, la actriz irradiaba felicidad. Además, compartía su vida con el deseado Bradley Cooper (sólo le duraría dos años la relación) y seguía cosechando éxitos en el cine. Le costaba quitarse el personaje de Bridget, por eso trató de alejarse lo máximo de ella con sus mejores looks, mucho más delgada y el pelo muy cambiante.

Renée Zellweger en 2013
renée zellweger en 2013
Agencias

Para olvidar. Pasar los 40 no le sentó muy bien: decidió rejuvenecer a golpe de bótox y rellenos, pero el resultado no fue el esperado. Le cambió la mirada y hasta la expresión de la cara.

Renée Zellweger en 2014
renée zellweger en 2014
Agencias

Renée atravesaba su época oscura, cinco largos años en los que no hizo cine y se dejaba ver con cuentagotas. Por eso, esta reaparición en un evento solidario dio la vuelta al mundo. Estaba irreconocible. Según los expertos, llevaba bótox, se había hecho una blefaroplastia para eliminar piel sobrante de los párpados y se había extirpado las bolas de Bichat para afinar su rostro. Nada que ver con la Renée original.

Renée Zellweger en 2015
renée zellweger en 2015
Agencias

Estaba inmersa en una crisis existencial que la tuvo retirada de los rodajes entre 2011 y 2016. Aparecía en público en contadas ocasiones, como ésta, en la que se la vio envejecida y peinada por su peor enemigo con un moño que no daría la misma impresión si lo llevara otra mujer con otra ropa y otra actitud.

Renée Zellweger en 2017
renée zellweger en 2017
Agencias

Definitivamente, la actriz no está envejeciendo bien... Aquí, con 48 años, parece que tiene diez más... Y ese cabello, como descuidado, algo que de joven está bien pero, según se soplan velas, da aspecto de dejadez. Tenía que tomar una decisión estética y, al final, lo haría bien...

Renée Zellweger en 2021
renée zellweger en 2021
Agencias

Retocada, sí, pero poco que objetar, salvo que cada día se le van cerrando más los ojos. Fue su reaparición estelar de este año en los Globos de Oro, con buena cara, un peinado y color de pelo favorecedor y el peso en su justa medida. Todo un acierto. ¡Te echábamos de menos, Renée!

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada