El antes y después de Belén Esteban

Sin photoshop ni trucos. Así ha quedado la ex de Jesulín tras pasar por el quirófano.

1 de 23

Ya no es la misma. Belén se ha transformado, pero más por dentro que por fuera. La operación -sin ser el cambio radical que nos han intentado vender- le ha servido para coger fuerzas.

2 de 23

Ahora no hay Campanario que la frene. Y eso que nosotros la mostramos tal cual ha quedado: sin trucos ni photoshop.

3 de 23

Belén, ¿cómo te ha sentado la operación?

Yo me veo muy bien. Al principio me daba mucho miedo entrar al quirófano por la diabetes: me aterrorizaba la anestesia. Pero ha merecido la pena. La operación me ha cambiado la vida.

¿Fuiste sola a la clínica?

Fui a Barcelona con mi marido y mi representante. Mi madre se tuvo que quedar en Madrid con la niña. Bajé al quirófano con la foto de mi padre, un llamador de ángeles de Andrea y dos medallas de una monja que me crió.

4 de 23

¿Qué te dijo tu hija nada más verte tras la operación?

Al principio se asustó porque tenía los ojos un poco morados. Me habían dado diez puntos. Ahora me mira y se ríe porque no dejo de observarme en el espejo.

¿Y Fran?

Él no se ha separado de mi lado, ha estado de baja igual que yo. Hasta me ha duchado. El primer día, cuando me metí en la cama con él, me preguntó si estaba con su mujer o con otra.

5 de 23

¿Te pidió él alguna vez que te operaras?

Nunca, porque me quiere tal como soy. Mi madre y mis amigos sí me lo habían insinuado. Jorge Javier Vázquez es el que más insistió.

Lo de ampliar la familia ¿para cuándo?

He engordado casi cuatro kilos y me veo mucho mejor. Tengo una tripa? Pero todavía no estoy embarazada. Mi Andrea se pilla unos rebotes con este tema? La niña, al ver que su padre tiene dos hijos y no viene a verla, piensa que le va a pasar lo mismo. Me ha hecho prometerla que no me voy a quedar embarazada y yo se lo he prometido con los dedos cruzados.

6 de 23

¿Cómo va tu autoestima?

La tengo por las nubes. Me he vuelto más presumida. Ahora estoy alegre, me ha cambiado el humor. Mi familia lo nota mucho. ¡Si hasta me he comprado un tratamiento para la cara que me ha costado una pasta!

¿No irás a dejar la tele?

Yo tengo mi silla pegada con pegamento a mi culo. Ahora sí que es mi programa, ahora sí que tengo caché.

7 de 23

Han dicho que te parecías a Paris Hilton, Lara Dibildos o a la Jesulina?

Yo sólo me he operado la cara, no el cerebro. Sigo siendo Belén Esteban.

¿Tú antes te veías bien?

No era consciente del grado de deterioro de mi cara.

8 de 23

¿Te has enterado de que Jesulín y Campanario se han comprado una casa de un millón de euros?

Tiene narices que te compres una casa de esa cantidad y luego quieras, presuntamente, una pensión. Yo me imagino que Andrea tendrá su propia habitación, pero si no su madre tiene un chalé de cuatro plantas.

9 de 23
El fraude del Photoshop

La imagen nueva que presentaba una revista hace días resultó ser un fraude, una manipulación a base de photoshop cuyo resultado, según podemos comprobar, nada tiene que ver con su verdadera imagen. ¡España entera hablando de una cara que no era real, que era mentira! ¡Qué decepción! La ex de Jesulín no ha cambiado apenas. Está más guapa y con la nariz reconstruida, pero nada que ver con la versión tuneada y falsa que nos presentaron. Todos nos preguntamos lo mismo: ¿por qué se ha abusado tan escandalosamente del photoshop? ¿Era necesario vendernos una transformación que no existía? La mayoría calificaban a Belén como "Barbie de bisturí" o hacían hincapié en que estaba "irreconocible". Nada que ver con la realidad. Hasta la propia Belén lo reconoció en su programa: "Soy la misma." El tema del photoshop traerá cola. El debate se reabre con más fuerza si cabe: ¿Tiene derecho una publicación a manipular sin avisar de ello?

10 de 23
LAS MIL CARAS DE BELÉN ESTEBAN

En once años, Belén ha experimentado un cambio radical. Poco queda de aquella chica de barrio, rellenita e inocente, que enamoró a Jesulín de Ubrique. Ahora se ha convertido en la princesa del pueblo. Te enseñamos su evolución paso a paso. Sigue la flecha, año a año.

11 de 23
LAS MIL CARAS DE BELÉN ESTEBAN

En 1999 Belén comenzaba a lucir un aspecto más femenino y sofisticado. Había adelgazado un poco y su silueta comenzaba a ser más atractiva. Todavía tenía la cara aniñada.

12 de 23
LAS MIL CARAS DE BELÉN ESTEBAN

En 2000 parece que Belén pasa un periodo de felicidad completa y eso se manifiesta en su aspecto. A lo largo de este año la imagen de la Esteban es una de las más atractivas de cuántas ha tenido.

13 de 23

En 2001, tras su relación con Óscar Lozano, el aspecto de Belén comienza a cambar casi radicalmente. En la fotografía de la izquierda podemos ver una cara redonda donde apenas se la ve la boca y en la de la derecha su cara es completamente distinta.

14 de 23

En 2002 comienza a tomar forma el aspecto que nos viene a la mente cuando se habla de Belén Esteban. su cara mucho más delgada y su enorme boca son sus señas de identidad.

15 de 23

Ya en 2003 su cara no parece tener más cambios que los propios del paso del tiempo.

16 de 23

En 2004 el cambio de Belén comienza a hacerse evidente. No hay más que ver, en estas fotrografías del mismo año, la diferencia de sus rasgos.

17 de 23

En 2005, con lo mal que lo pasa con las relaciones de su familia, A Belén le comienzan a aparecer las bolsas de los ojos y su cara demacrada.

18 de 23

En 2006 su situación profesional es envidiable y la Esteban es todo felicidad. Parece que los problemas la resbalan y ella hace gala de una imagen idílica.

19 de 23

2007 es la imagen de la felicidad. Belén está pletórica y su pepel de "Princesa del Pueblo" parece quedarle a la medida.

20 de 23

En 2008 y tras su boda con Fran Álvarez todo parece ir sobre ruedas a pesar de su tormentosa relación con los Janeiro y de sus ida y venidas con su marido. La imagen de Belén comienza a sufrir demasiado y las arrugas en los ojos y las bolsas son algo que no desaparece.

21 de 23

Miguel de la Peña. "No va a necesitar ayuda psicológica"

"Está más guapa. No va a necesitar ninguna ayuda psicológica porque lo ha asimilado rápidamente. Si bien es cierto que hay que pasar un período de adaptación y de mirarse mucho al espejo, el de Belén es un cambio buscado."

22 de 23

Ángel Martín Hernández. "El resultado es muy bueno y armónico"

"Belén se ha hecho una bioplastia, que consiste en cambiar los ángulos de la cara sin cirugía, mediante infiltraciones. Le han injertado en la nariz un hueso, que normalmente se extrae de una costilla. En definitiva, el resultado de la operación es muy bueno y armónico."

23 de 23

María José Barba. "Su cara tardará de cuatro a seis meses en asentarse".

"Se ha hecho más de lo que dice: rinoplastia, párpados superiores e inferiores, se ha rellenado la cara, se ha infiltrado en pómulos, mejillas, y surco nasogeniano. Su cara tardará de cuatro a seis meses en asentarse."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad