Elisabeta y Flavio, una vida de lujo

Qué más quisiera el normalito mortal ser como Flavio Briatore que le despiden del trabajo y se va de vacaciones en su yate a Kenia para que su mujer no se coma la cabeza.

1 de 13

 

Si te despiden del trabajo y tienes mucha pasta, haz como Flavio (suspendido de por vida de la Fórmula 1, sanción recurrida por él y por la que ha pedido un millón de euros de indemnización) y vete de vacaciones.

 

 

 

Embarazadas de lujo

2 de 13

 

El italiano ha decidido pasar la Navidad en Kenia junto a su querida Gregoraci, a la que mimó hasta la saciedad: que si dame un beso, que si toma helado?

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

3 de 13

 

Mientras tanto ella no quiere prisas. Se pone las gafas de sol, me tersa la piel, otea el panorama al rededor para saber si alguien la mira. En fin, lo que una siempre ha querido hacer y que nunca ha podido.

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

4 de 13

 

Aunque parezca que no Flavio está en todo momento pendiente de ella. Eso sí, un bañito no le hace mal a nadie y de vez en cuando se zambulle en las aguas del océano Índico, que aunque parezca que no, es el que baña las costas de Kenia.

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

5 de 13

 

Mientras tanto Elisabeta no sabe cómo ponerse. La palabra stress no entra en su diccionario. Claro que eso debe ser lo normal cuando eres millonario.

 

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

6 de 13

 

Completamente decidida a captar todo el sol de África, la modelo y presentadora se tumba por fin en un rinconcito del yate de su marido. Por que, claro, ¿de qué te sirve tener una finca en Kenia si no tienes un yate? Pues eso.

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

7 de 13

 

29 añitos son los que luce Elisabeta. Su maridito sólo tiene 59. Esta diferencia de edad que, a ojos de muchos, puede ser exagerada la pareja la lleva con toda la naturalidad del mundo y al ex-patrón de Renault se le cae la baba viendo como su mujer se pone bronceador por todo el cuerpo.

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

8 de 13

 

Elisabeta, a pesar del embarazo que ya va por su quinto mes, luce una silueta estupenda. Además hace ejercicio y siempre está activa. Aquí la vemos sacudiendo la toalla, un ejercicio sofocante.

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

9 de 13

 

Y como en Kenia da igual en la época en la que te encuentres porque siempre hace calor, pues nada mejor que darse un bañito. ¡Al agua patos, que nos esperan los colegas!

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

10 de 13

 

Pero no, ella no. ella prefiere ponerse un pareo último modelo y darse un paseito por la playa para reactivar la circulación tras el descanso.

 

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

11 de 13

 

Y como no podía ser de otra manera Flavio fue corriendo a su lado para que no estuviera sola. Como una pareja feliz, los enamorados se dieron un paseo por la playa hasta el calor pudo con ellos.

 

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

12 de 13

 

Y como los colegas todavía estaban chapoteando en el mar, la pareja se fue directa hacia ellos. Elisabeta comentó algunas cosillas "de mujeres" con sus dos amigas que la esperaban como agua de mayo.

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

13 de 13

 

Y ella no se hizo rogar. Le dieron pie y se cogió la pierna. Empezó a hablar y lo hizo hasta que una de sus amigas no pudo más y se fue. Seguramente tenía los dedos de los pies como pasas. La otra, sin embargo, aguanto la charla de la italiana que parecía inmune a los efectos prolongados del agua marina.

 

 

 

 

 

Embarazadas de lujo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad