La preocupante delgadez de Meg Ryan

En algo más de un año, la actriz se ha quedado en los huesos. Nos ha dejado en ‘shock’.

1 de 16

 

Así de esquelética vimos a la actriz, de 48 años, en Hawai. Su piel se pega a los huesos y se ha quedado sin pecho. ¿Delgada o anoréxica?

2 de 16

 

Totalmente esquelética y desmejorada. Así vimos a la actriz, de 48 años, durante sus vacaciones navideñas en Hawai.

3 de 16

 

En algo más de un año, el aspecto de Meg ha cambiado drásticamente. Según la revista Star, la actriz pesaba 61 kilos y se ha quedado en 49. ¡12 kilos menos! ¿Estamos hablando de anorexia?

4 de 16

 

La gente más cercana a Meg achaca esta delgadez a su fracaso como actriz. Lo cierto es que no queda ni gota de la dulce rubia que nos enamoró en Cuando Harry encontró a Sally, en 1989.

5 de 16

 

De hecho, su última película, Serious Moonlight (aún no se ha estrenado en España), ha recibido unas críticas espantosas que, para colmo, se han cebado con ella.

6 de 16

 

No sabe lo que es tener un exitazo en el cine desde 1998, cuando estrenó Tienes un e-mail. Su horizonte laboral es desolador y, quizás por eso, ha hecho un intento desesperado por competir con las actrices jóvenes.

7 de 16

 

Aunque ella dice que "cumplir 40 años en Hollywood no es el final", sus más allegados cuentan que no lo lleva bien.

8 de 16

 

Ése podría ser uno de los motivos por los que Meg recurrió al Botox e inyectó silicona en sus labios. Pero lejos de quitarse años, consiguió el efecto contrario.

9 de 16

 

Dicen que está tan obsesionada por estar en forma que corre una hora diaria, dedica otra a hacer yoga y, lo malo: apenas come. Según la Prensa americana, ni lo oculta en público y deja los platos casi vacíos cuando sale a cenar.

10 de 16

 

A todo esto se añade su situación personal. Desde que, tras un affaire con Russell Crowe, rompió con Dennis Quaid -con el que estuvo casada nueve años-, no ha vuelto a encontrar el amor. Las malas lenguas aseguran que hasta el pasado otoño, Ryan se veía con Graham King, un productor casado y con dos hijos, al que consideraba su salvación.

11 de 16

 

Un especialista en fitness ha analizado su figura: "Su deterioro muscular es tan drástico que la hace parecer diez años mayor. Además, corre riesgo de sufrir osteoporosis."

12 de 16

 

¿Hasta dónde llegará Meg? Fuentes cercanas opinan que de no ser por su hijo Jack, de 17 años, y su hija adoptada Daisy True, de 4, habría tirado la toalla.

13 de 16
¿Qué le pasa?

 

Sin estabilidad en el amor

Desde que se divorció de Dennis Quaid en 2000, con el que estuvo nueve años casada y tuvo un hijo, Jack, no ha encontrado la estabilidad emocional. Eso sí, hace cuatro años adoptó una niña, Daisy. Se dice que Ryan fue amante del productor Graham King, casado y con dos hijos, pero rompieron el pasado otoño.

14 de 16

 

Obsesión por el deporte

Dicen que todos los días corre al menos una hora y después hace otra más de yoga. Además, ha reducido

su alimentación al límite.

15 de 16

 

Ya no triunfa en el cine

Era una de las actrices más triunfadoras de Hollywood, pero tras su éxito en 1998 junto a Tom Hanks en Tienes un e-mail, no ha vuelto a levantar cabeza. Su última

peli, Serious Moonlight, ha sido un desastre.

16 de 16
Septiembre 2008

 

Así era la actriz. Con un aspecto mucho más sano, dentro de su delgadez natural. Eso sí, ya se había hecho algún retoque en la cara para parecer más joven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad