Tiger Woods no puede quitarse el sexo de su cabeza

El tratamiento dura seis semanas. En la fase final, el golfista tendrá que contarle a su esposa los detalles de sus escarceos

1 de 15

 

Antes de ingresar en la clínica de desintoxicación al sexo, Tiger tuvo que firmar un documento donde se comprometía a no practicar sexo (tampoco la masturbación). Dicen que el tratamiento completo cuesta 98.000 euros, alojamiento incluido. Sus compañeros de clínica ya se han quejado del trato de favor que recibe el deportista.

2 de 15

Sus compañeros aseguran que es el único que tiene una habitación individual y que cuenta con gente de servicio que le hace la cama y limpian su baño (no serán chicas?) También critican la actitud "cerrada y huraña" del golfista. El deportista mejor pagado del planeta ya tiene pensado lo que hará cuando salga de la clínica. ¿Estará a su lado su mujer como en esta fotografía?

3 de 15

 

Por el momento, los planes de Elin, madre de sus dos hijos, son una incógnita. Dicen que Tiger sólo ingresó en la clínica para salvar su matrimonio. Y sigue contando a sus íntimos que él no es adicto al sexo, y que accedió a seguir la terapia para calmar la furia de su esposa.

4 de 15

 

¿Conseguirá que Elin se olvide de su harén? ¿Resistirá en el centro sin tocarse? Hasta hoy, más de 13 chicas aseguran haberse acostado con él.

5 de 15

 

Tiger sólo tiene una cosa en la cabeza (o tal vez dos): volver a jugar al golf. Dicen que podría retomar su carrera en primavera. Su idea es estar listo para el Masters de Augusta, un torneo que ha ganado en cuatro ocasiones y que tendrá lugar el próximo 5 de abril.

6 de 15

 

Por fin sabemos dónde se encuentra Tiger Woods. Hemos pillado al golfista -estaba en paradero desconocido desde Navidad- a las puertas de la clínica Pine Grove, en Mississippi, un centro especializado en curar la adicción al sexo.

7 de 15

 

El deportista tiene previsto salir a mediados de febrero, después de seis semanas de tratamiento con el reputado doctor Patrick Carnes.

8 de 15

 

Para entonces quiere demostrar que el mejor jugador del mundo de golf de todos los tiempos vuelve para dar guerra en los verdes campos y no en las calientes camas.

9 de 15

 

¿Cómo es ahora su día a día? Tiger cuenta con clases de meditación, reuniones de grupo y sesiones individuales con un terapeuta. Tiene prohibido ver la televisión e Internet (tal vez para que no se le ocurra ver porno).

10 de 15

 

Además, próximamente, deberá enfrentarse a la última prueba de su tratamiento: el día de las revelaciones, una jornada donde Tiger tendrá que contarle a su esposa, Elin Nordengren, todos sus escarceos amorosos.

11 de 15
Elin no mueve ficha

 

Desde que saltó el escándalo, en noviembre, la modelo no ha querido hacer declaraciones. Por el momento, Elin Nordegren no ha pedido el divorcio (por el que recibiría 300 millones de euros), aunque ya se pasea sin el anillo de casada. La sueca está al cuidado de los dos hijos de la pareja (Sam, de 2 años, y Charlie, de 10 meses).

12 de 15

 

 

Por si fuera poco, Elin tiene que seguir escuchando los testimonios de las supuestas amantes de su marido. ¿La última? La modelo Cori Crist, que soltó en la televisión italiana: "Tiger no es un enfermo, es sólo un cerdo."

13 de 15

 

Elin ya no luce el anillo de casada y está haciendo la vida por su cuenta. Está pensando si vuelve con Tiger o cómo gastarse la millonada que le correspondería en el divorcio más cara de la historia del deporte.

14 de 15
Enganchados a la lujuria

 

Michael Douglas fue el primero en confesar su adicción al sexo. En 1992 ingresó en una clínica después de que su entonces mujer, Diandra, le pillase en la cama con otra.

15 de 15
Enganchados a la lujuria

 

David Duchovny ha sido el último en reconocer su problema. El actor de Californication, que interpreta a un escritor adicto al sexo, acudió a terapia en 2008 para salvar su matrimonio con Téa Leoni.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Más de Actualidad