Amy Winehouse en una fiesta muy sana

La cantante es una mujer renovada. O eso parece. El pasado lunes sorprendió a su ahijada, Dionne Bromfield, con una fiesta en Londres para celebrar su 14 cumpleaños.

 

La cantante es una mujer renovada. O eso parece. El pasado lunes sorprendió a su ahijada artística, Dionne Bromfield, con una fiesta en Londres para celebrar su 14 cumpleaños.

1 de 13

 

Si es que la culpa de ser como es no la tiene ella. Ya lo dijeron los míticos "Siniestro Total" en la canción: "Tranqui colega, la Sociedad es la culpable, Sociedad no hay más que una, y a ti te encontré en la calle". ¡Qué grande Julián, qué grande!

2 de 13

 

Claro está la ahijada artística, Dionne Bromfield, estaba encantada porque a la chica todavía le queda un largo camino por recorrer y Amy puede ser una pero que muy mala experiencia para ella. De momento la ha acogido en "sus senos" bajo el sello discográfico que ha estrenado con Dionne, Lioness Records.

3 de 13

¡Qué encanto! Además, descubrimos que Amy se había reconciliado con su padre, Mitch.

4 de 13

 

Hace días le reprochó por Internet que hablara de sus adicciones en público.

5 de 13

 

Seguro que a su progenitor le encanta que Winehouse quiera romper definitivamente con su Blake. Dicen que planea quitarse el tatuaje de su pecho.

6 de 13

 

Ya sólo le falta sacar un nuevo disco para conquistarnos del todo. Parece que la chica está algo cambiada y que se ha tomado en serio volver a conquistar al público con su carrera musical y no con sus escándalos.

7 de 13

 

Pero ya sabemos cómo se las gasta la cantante. Ora estoy harta de las drogas, Ora me encantan. Ora estoy harta de mi maridito, Ora no puedo vivir sin él.

8 de 13

 

De hecho parece que la cantante tiene prevista una visita a la Isla de Santa Lucía, donde ya estuvo el año pasado y donde se dijo que había sido infiel a su entonces esposo Blake Fielder-Civil y él inició un proceso de divorcio.

9 de 13

 

Lo importante de esta foto, además de la indescriptible cara de Amy, es saber para qué sirven las tiras naranjas que lleva su compañera de farra en las rodillas. Son como las que se ponen los deportistas para el tendon rotuliano, pero en fashion. ¿Que no?

10 de 13

 

El aspecto de Amy ha cambiado considerablemente y no sólo porque sus pecho desafíen la Ley de la Gravedad gracias a las operaciones, sino porque parece que no tiene nada suyo. Sus morros no son los mismo y la cara parece hinchada. No sabemos qué aspecto nos gusta más, si éste o aquel en el que era Diosa de todos los yonkis.

11 de 13

 

Pero hay que reconocer que cuando se arregla, por lo menos

12 de 13
13 de 13
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad